La OCDE advierte a España de que “la desigualdad sigue en niveles previos a la crisis”

/ 15 Marzo 2017

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, presentó ayer en Madrid junto al ministro de Economía, Luis de Guindos, un informe económico sobre España en el que se elogian las reformas y la “sólida recuperación”, aunque el organismo también constata que “la desigualdad sigue en niveles previos a la crisis”, subrayó.

Pobreza infantil (Foto: Moncloa)

Pobreza infantil (Foto: Moncloa)

Gurría reconoció que la “crisis fue muy dura” y que hay que abordar sus consecuencias. “Hay pobreza infantil. Entre el 23% y el 24%, la media de la OCDE es la mitad”, dijo. Asimismo recordó que “los jóvenes y los trabajadores con baja cualificación son quienes más sufren el desempleo” y que “existen unos niveles muy elevados de empleo de larga duración”. “Estos factores corren el riesgo de afianzar las desigualdades, incidiendo negativamente en el crecimiento futuro y en la cohesión social”, advirtió e insistió en la necesidad de más ayudas públicas para las familias porque “son escasas”, con un “gasto social por niño inferior al promedio de la OCDE”, especialmente en la primera infancia. “El presupuesto lo permite. Hay espacios. El pacto social lo está exigiendo”, reclamó.

El dirigente de la OCDE aseguró que “la pobreza ha aumentado debido principalmente a la falta de empleo de calidad que proporcione suficientes horas de trabajo y unos ingresos adecuados”. Consideró que “España tiene que abordar el desafío crónico del bajo crecimiento de la productividad” y advirtió de que “los niveles de inserción en innovación no son suficientes”. La OCDE aboga por abaratar la indemnización por despido a los contratos indefinidos para combatir la dualidad laboral. Además Gurría reclamó “más recursos y personal” para los servicios de empleo, así como una revisión de las políticas activas y de la formación.

En cuanto a las recomendaciones en materia fiscal, la OCDE apuesta por eliminar los tipos reducidos del IVA y “eliminar exenciones del IRPF con un enfoque inadecuado”, como las deducciones por vivienda habitual o por contribuciones a planes de pensiones. Considera “infrautilizados” impuestos como el IBI y recomienda igualar la tributación de la gasolina y el diésel, además de aumentar el precio de éste, lo que reportaría a las arcas públicas unos 4.000 millones de euros.

El organismo aboga también por una nuevo programa de reforma de las administraciones públicas para generar “unos ahorros de en torno a 900 millones en el periodo 2017-2019”.

EL PAÍS 1,39/EL MUNDO 22/ABC 41/LA VANGUARDIA 54/EL PERIÓDICO 1,29/LA RAZÓN 31/CINCO DÍAS 1,22

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *