¿Qué son las semillas feminizadas y qué beneficios tienen?

/ 18 Mayo 2017

Las semillas de cannabis feminizadas se crían de una forma concreta que les permite no contener cromosomas masculinos. De esta manera, cada planta cultivada a partir de ellas florecerá como femenina. Por tanto, el resultado producido serán cogollos resinosos, es decir, aquellos que busca la mayoría de los cultivadores en la actualidad. Se trata de una de las últimas novedades que, recientemente, se han incorporado a los grow shops, que son todas aquellas tiendas y páginas web que comercian con las especies herbáceas de este tipo.

Estas semillas son conocidas como un posible elemento curativo que es capaz de aliviar los síntomas de diferentes tratamientos contra numerosos y variados tipos de cáncer como el de colon, pecho, pulmón, próstata, cerebral, leucemia y muchos otros. En este contexto, la planta se caracteriza por brindar beneficios médicos totalmente naturales que no provocan los efectos secundarios de otros métodos curativos que las compañías farmacéuticas proponen. El más conocido de estos es la quimioterapia; los pacientes que se someten a esta modalidad terapéutica suelen padecer nauseas, dolores, vómitos y falta de apetito, entre otras consecuencias indeseables. En estos casos, la marihuana aporta una solución efectiva ayudando a frenar las derivaciones de la quimioterapia, lo que causa una mejor calidad de vida en los pacientes en su lucha contra la mencionada enfermedad.

La eficacia del tratamiento a base de cannabis está demostrada por diversos estudios realizados por laboratorios de investigación y publicados en revistas temáticas internacionales. Asimismo, los testimonios de miles de personas han aportado fiabilidad a estas pesquisas. De hecho, algunas de las publicaciones contienen datos interesantes que mencionan la posibilidad de que el cannabis tenga efectos antitumorales, gracias a que contiene cannabinol, una sustancia química presente en esta planta, capaz de retrasar e, incluso, apagar el gen de la metástasis en cánceres de niveles más agresivos. Cabe destacar que un equipo médico español presentó pruebas que pudieron comprobar que el cannabinol detenía el crecimiento del cáncer cerebral más habitual, es decir, el multiforme gliobastoma, que también es uno de los más difíciles de tratar. Las personas que padezcan esta enfermedad responden más favorablemente al uso de la marihuana que a los tratamientos convencionales como la radioterapia, cirugía u otros. Sin embargo, en este caso, el cannabis bloquea el crecimiento de venas continuo y corta el flujo de sangre en los genes malignos.

El cáncer de piel también se puede tratar con las semillas feminizadas, ya que estas inhiben el crecimiento de las células matando las que contienen el tumor dérmico. Además, las semillas no solo ayudan a mejorar los síntomas de la enfermedad, sino que contribuyen a prevenirla y reducir sus posibilidades de aparición. También disminuyen el riesgo de padecer diabetes insulinodependiente o un ataque al corazón.

Otro de los beneficios del uso medicinal de las semillas es que favorece el concilio del sueño, puesto que relaja a la persona que lo ingiere para que ésta se pueda dormir más rápidamente. Esta ventaja es verdaderamente importante porque el descanso es imprescindible en cualquier proceso de curación.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *