Reacciones tras la condena a Mas y sus conselleras por la consulta soberanista

/ 14 Marzo 2017

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) condenó ayer al expresidente catalán Artur Mas a dos años de inhabilitación, la pena máxima por desobediencia, al entender que “pervirtió los principios de la democracia básicos para la convivencia pacífica cuando mantuvo la consulta del 9-N”.

Carles Puigdemont con Artur Mas (Foto Generalitat)

Carles Puigdemont con Artur Mas (Foto Generalitat)

Posteriormente, en una declaración desde el Palau de la Generalitat, su presidente, Carles Puigdemont, avisó de que “lo que la justicia española acaba de condenar lo indultará el pueblo de Cataluña votando en el referéndum”, que situó “entre finales de verano y principios de otoño”.

Por su parte, el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, se reafirmó en el “compromiso absoluto” de la Generalitat en celebrar el referéndum de independencia tras la sentencia condenatoria.

Por su parte, la CUP hizo un llamamiento a desacatar la “sentencia política” del 9-N, manteniendo a la diputada Irene Rigau en su escaño. Consideró “muerta” la vía del referendo pactado con el Estado, por lo que abogó por un “referéndum unilateral” lo antes posible.

Las principales entidades soberanistas, la ANC y Ómnium Cultural, ya preparan nuevas movilizaciones de protesta, al considerar que las resoluciones por el 9-N “inhabilitan la democracia” en Cataluña. Societat Civil Catalana, en cambio, celebró la sentencia porque demuestra que “no se ampara la impunidad de quienes lo agreden deliberadamente”.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, dijo que “la Justicia pone a cada uno en su sitio” y destacó que en España “no se juzga a nadie por sus ideas políticas, sino por incumplir la ley”.

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, calificó la condena a Mas de “consecuencia lógica” de su desobediencia al Tribunal Constitucional, mientras que el secretario de organización del PSC, Salvador Illa, señaló que “la condena impuesta ha sido la menor”.

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, dejó claro que no comparte la sentencia, porque, según explicó, no cree que poner urnas deba ser delito. Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, dijo en Twitter que “es muy grave que en una democracia se juzgue y se inhabilite a políticos por poner urnas”.

El portavoz de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa, señaló que la sentencia del 9-N cierra” la posibilidad de celebrar un referéndum independentista, y pidió al Govern que “no insista en el error” de convocar otra consulta.

La noticia en los diarios

EL PAÍS señala: “Mas, inhabilitado por desobedecer el 9-N”. EL MUNDO, en portada, subraya: “El desafío de Mas le cuesta sólo dos años de inhabilitación. ABC titula en portada: “El 9-N les sale más caro a los restos de Convergència que a Artur Mas”. LA RAZÓN, a toda página, habla de: “Inhabilitación al soberanismo”. LA VANGUARDIA hace hincapié en la “primera condena al proceso”. EL PERIÓDICO, en portada, se limita a decir, a toda página: “Inhabilitados”. Según CINCO DÍAS, “la justicia trunca la aspiración electoral del expresidente. Desde otra vertiente, EL ECONOMISTA señala que “CDC se aferra a la inhabilitación de Mas para no ceder el poder a Junqueras”.

EL PAÍS 1, 16/EL MUNDO 1, 8-13/ABC 1, 16-18/LA VANGUARDIA 1, 14-19/EL PERIÓDICO 1, 2-5/LA RAZÓN 1, 14-16/CINCO DÍAS 36/EL ECONOMISTA 35, 36

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *