‘Armas y paraísos fiscales’: la opinión de @CarlosParedesP

/ 29 julio 2014
Carlos Paredes (@CarlosParedesP)

Carlos Paredes (@CarlosParedesP)

La guerra, un lucrativo negocio que consiste en proveer a los seres humanos medios para matarse entre sí.

El negocio del armamento es el tercero que más dinero mueve del mundo, sólo superado por el negocio de las drogas, y el de la prostitución. Ninguno de estos negocios sería posible en sus condiciones actuales sin la presencia de paraísos fiscales.

Se estima que los gastos militares suponen el 2,4% del PIB Mundial. Para hacernos una idea, en 2009, el gasto militar supuso una media aproximada de 224 dólares estadounidenses por cada habitante del planeta, en un mundo en el que 2.600 millones de personas viven con menos de dos dólares al día y unos diez millones de niños mueren al año por problemas relacionados con la desnutrición.

Sin embargo, como hemos visto recientemente con Grecia, España, u otros países, las armas no son necesarias para condicionar las políticas de los diferentes estados, basta con utilizar los instrumentos económicos apropiados, para poder hacerlo.

«Regalan miedo para vender seguridad» Se trata de un lucrativo negocio que necesita de los paraísos fiscales para sobrevivir. Acordar la no venta de armas a un país determinado por su violación constante de los derechos humanos, y sin embargo saber que hay un flujo constante de armas entrando en el mismo, o vender armas a dos bandos enfrentados entre sí para que puedan mantener la situación bélica y sostener así el negocio (a costa de sangre) sería mucho más complicado a nivel internacional, sin la existencia de paraísos fiscales que aseguren la opacidad de los movimientos del dinero.

Cuando los piratas Somalís decidieron asaltar atuneros del cantábrico (entre otras embarcaciones) frente a sus costas, a nadie le extrañó que aquellos rescates se negociaran en carísimos despachos de abogados de la City Londinense, cuya conexión con los supuestos «piratas» nunca llegó a salir a la luz. ¿Cuál era el nexo entre aquellos «piratas» y las altas esferas de Londres? ¿Qué impidió el seguimiento del dinero?

Las normas adoptadas por la propia Unión Europea, que prohíben interferir en la libre circulación de capitales, y permiten su ingreso directo y sin interferencias en lugares como las islas del Canal de la Mancha, (Isla de Man, por ejemplo) permiten la circulación de flujos monetarios fruto del delito no sólo fiscal, sino también del narcotráfico, la prostitución, el pirateo, etc, en un mundo en el que las normas nunca fueron iguales para todos.

Frente a los nacionalismos, patriotismos, etc, existe una esfera superior internacionalista (que nada tiene que ver con el comunismo) de personas y agentes que hacen negocio sin escrúpulo alguno, con todo aquello susceptible de ser comprado y vendido, convirtiendo muchas veces en mercancía la propia vida humana (seguros médicos, armas, etc), y operando con paraísos fiscales donde todo el dinero es bueno, proceda de dónde proceda, mientras se incita al odio y al miedo de unos seres humanos contra otros, para mantener un lucrativo negocio, en este caso, el del armamento.

 


* Carlos Paredes es activista social. Fue portavoz de Democracia Real Ya, desde sus orígenes hasta el primer aniversario del 15-M. Formó parte de la organización de la primera manifestación del 15 de mayo de 2011, cuya fecha dio nombre al movimiento 15-M (15 de Mayo). Colaboró además en la organización de la manifestación internacional del 15 de octubre de 2011, bajo el lema «United for a blobal change» que tuvo repercusión, por primera vez en la historia, de manera coordinada y bajo un mismo lema y organización, en 22 países, y que hizo que más de siete millones de personas salieran a la calle en las diferentes ciudades españolas. (Más de un 17% de la población del país)

Ha colaborado, además de con ‘Diario La Nube‘, ‘Diariocrítico’, ‘El Secreto del Olivo’, el programa de debate televisivo ‘La plaza en llamas’, y ‘El Programa de Ana Rosa’, donde participó como tertuliano para la sección de noticias (economía y política) durante el verano de 2012.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario