Avión de Malaysia Airlines: EEUU aún no ha determinado quién lanzó el misil

/ 18 julio 2014

Un Boeing 777 de Malaysia Airlines con 298 pasajeros a bordo se estrelló ayer por la tarde en el este de Ucrania, cerca de la frontera con Rusia, en la región de Donetsk. EEUU aún no ha determinado quién lanzó el misil.

Malaysia AirlinesSegún Kiev, ninguna de las personas que viajaban a bordo sobrevivió. Se trataba del vuelo MH17, que despegó de Ámsterdam y se dirigía a Kuala Lumpur. El Ministerio del Interior ucraniano asegura que en el pasaje había 154 holandeses, 43 malasios, 27 australianos, 12 indonesios, 9 británicos, 4 alemanes ,4 belgas, 3 filipinos, un canadiense y 41 sin nacionalidad verificada.

El vicepresidente de EEUU, Joe Biden, confirmó anoche sus sospechas de que el avión estalló en el aire al ser alcanzado por un misil, aunque los servicios de inteligencia estadounidenses no han determinado todavía quién lanzó el ataque, según fuentes de estos servicios citadas por la cadena CNN y el diario The Washington Post. Biden, que reiteró que «no fue un accidente», anunció el envío de un equipo estadounidense a Ucrania para asistir en las pesquisas. En esta línea, la exsecretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, dijo que Europa debe liderar la respuesta en el caso del avión siniestrado. «Debería haber indignación en las capitales europeas», dijo en un programa de televisión.

Tanto los ucranianos como los rebeldes se responsabilizan mutuamente de haber sido los causantes de la tragedia. Según Anton Geráshenko, consejero del ministro del Interior de Ucrania, el aparato pudo haber sido abatido por un cohete tierra-aire lanzado por un sistema de misiles Buk por los insurgentes. Del lado separatista, el primer ministro de la autodeclarada república popular de Donetsk, Alexander Borodai, aseguró que el avión fue abatido por un caza de las Fuerzas Aéreas ucranianas.

El primer ministro de Malasia, Najib Razak, ha pedido que un equipo internacional tenga «pleno acceso» al lugar donde se ha estrellado el avión y que los responsables sean llevados «rápidamente» ante la Justicia. Paralelamente, las autoridades de Ucrania han notificado a la agencia europea para el control del tráfico aéreo, Eurocontrol, el cierre del espacio aéreo en la parte este del país. La Agencia Federal de Aviación (FAA) de EEUU ha prohibido todo tipo de vuelos estadounidenses sobre el espacio del este de Ucrania, al igual que la Administración de la Aviación Civil de China (CAAC) ha ordenado a las aerolíneas de ese país que eviten sobrevolar el este de Ucrania.

El presidente de EEUU, Barack Obama, mantuvo una conversación con su homólogo ruso, Vladimir Putin, sobre las nuevas sanciones impuestas a Moscú, una charla en la que abordaron la caída del avión de Malaysia Airlines, y en la que el presidente ruso ofreció sus condolencias por las víctimas estadounidenses, sin que trascendieran más detalles.

Posteriormente, durante una reunión sobre asuntos económicos celebrada en Moscú anoche, Vladimir Putin dijo que «la tragedia no habría tenido lugar si en esa tierra hubiera paz, si no se hubieran reanudado las acciones militares en el sudeste de Ucrania». En una conversación telefónica con el presidente ucraniano Petro Poroshenko, Putin insistió en que se preserven las evidencias en el lugar donde se estrelló el avión hasta que los expertos internacionales puedan investigar «todos los aspectos de la tragedia».

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas celebrará una sesión extraordinaria convocada para hoy por la caída del avión en Ucrania, a petición del primer ministro británico, David Cameron, quien dijo ayer estar «conmocionado». El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha pedido una «exhaustiva y transparente» investigación.

La todavía jefa de la diplomacia exterior europea, la británica Catherine Ashton, pidió, a través de un comunicado, la apertura de una investigación internacional. Los diarios informan que en Bruselas no se descarta una reunión extraordinaria de los ministros de Exteriores de la UE.

El ministro de Exteriores holandés, Frans Timmermans, calificó el de ayer como «un día muy negro para Países Bajos», tras lo que reclamó el acceso «sin trabas» y «seguro» de los servicios de emergencia al lugar donde se estrelló la aeronave, además de defender la necesidad de llevar a cabo una investigación independiente. El primer ministro de Australia, Tony Abbot, apuntó a «rebeldes respaldados por Rusia» como presuntos responsables del derribo del avión de pasajeros.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, pidió que se abra «inmediatamente» una «investigación independiente sobre las causas del accidente».

Mediante un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación español, ha expresado que comparte su dolor con los familiares y allegados de las víctimas, al tiempo que ha transmitido su solidaridad y cercanía a las autoridades de los países afectados.

EL PAÍS 1, 2-4/EL MUNDO 1, 22-25/ABC 1, 26-29/LA VANGUARDIA 1, 3-11/EL PERIÓDICO 1, 2-5/LA RAZÓN 1,22-26/EL ECONOMISTA 21/AGENCIAS

El momento del impacto del misil, en vídeo:

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario