Bárcenas confiesa a Pedro J. Ramírez de ‘El Mundo’ cómo el PP se financió ilegalmente

/ 7 julio 2013

EL MUNDO destaca que pocos días antes de ingresar en prisión, el extesorero del PP, Luis Bárcenas, mantuvo una conversación con el director del periódico, Pedro J. Ramírez en la que le explicó en el transcurso de una larga conversación que durante al menos los últimos 20 años el PP ha estado financiándose de forma ilegal, recibiendo donaciones en metálico de constructores y otros empresarios que a su vez obtenían adjudicaciones o contratos de las administraciones gobernadas por el partido.

Luis Bárcenas (Foto: PSOE.es)

Luis Bárcenas (Foto: PSOE.es)

El modus operandi comenzaba a partir del testimonio de uno de los donantes. El dinero se entregaba en bolsas, maletines o maletas en el despacho del tesorero Álvaro Lapuerta en la calle Génova y en presencia de Bárcenas, en calidad de gerente.

Ambos contaban los billetes y los metían en la caja fuerte. Cuando el donante abandonaba el despacho, Lapuerta extraía de la cartera de mano una tarjeta de visita y en el reverso escribía con letra diminuta el nombre y la cuantía de la entrega. Bárcenas hacía otro tanto en un libro de caja con sus correspondientes renglones. Periódicamente Lapuerta cotejaba las tarjetas que siempre llevaba encima con las anotaciones de Bárcenas y, al hallarlas conformes, las certificaba con el correspondiente visé en el margen. Al día siguiente de la entrega o como mucho durante la semana posterior Lapuerta llamaba al ministro, secretario de Estado, presidente, consejero autonómico, alcalde o concejal competente en el asunto que afectaba al donante.

Según Bárcenas, siempre recurría a la misma literalidad: «Qué tal? Soy Álvaro Lapuerta. Te va a llamar fulanito. Tengo interés en que lo recibas. No conozco el tema del que te va a hablar. Sólo te pido que seas amable y te tomes un café con él». Todos sabían que era el tesorero el que llamaba.

Rajoy le pidió que estuviera «tranquilo»

Parte del dinero entregado se ingresaba en las cuentas bancarias del partido, parte se destinaba a pagar en negro el sobrecoste de las campañas electorales para eludir la fiscalización del Tribunal de Cuentas y otra parte se quedaba en la caja fuerte y era utilizado para «otros fines». Los pagos subsiguientes se realizaban también en efectivo, apuntando Bárcenas cada salida de dinero en las mismas hojas cuadriculadas en las que figuraban las entradas. Eso es lo que reflejan papeles de Bárcenas, elaborados por el gerente de su puño y letra a lo largo de los años. Según Bárcenas, el principal y más recurrente de esos «otros fines» era el pago trimestral de sobresueldos en metálico al presidente, secretario general y vicesecretarios generales del partido. Cuando el PP estaba en la oposición las entregas se hacían en los despachos de la propia sede. En el periodo en el que estaba en el Gobierno, Lapuerta acudía con los sobres a los ministerios u otras dependencias oficiales.

Según Bárcenas el pasado enero le dejó los papeles a su amigo el abogado Jorge Trías para que se los guardara ante un eventual registro domiciliario. Según él, Trías dijo que eran una bomba» traicionó su confianza, hizo fotocopias y se las pasó al diario EL PAÍS a pocos días de que EL MUNDO desvelara el pago sistemático de sobresueldos en metálico. Bárcenas optó por difundir un comunicado negando irregularidades en el PP pero sin desmentir la autoría de los documentos. Según él, el presidente Rajoy le envió un SMS diciéndole que «entendía» su decisión, que estuviera «tranquilo y sereno» y que al día siguiente le llamaría.

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario