‘Caso Gürtel’: toda la verdad al descubierto tras las peticiones de la Fiscalía

/ 17 enero 2015

La Fiscalía Anticorrupción presentó ayer su escrito de conclusiones sobre el caso Gürtel en el que pide 125 años y un mes de prisión y una multa de 15,5 millones de euros para Francisco Correa, líder de la red.

Francisco Correa (Foto Archivo Audiencia Nacional)

Francisco Correa (Foto Archivo Audiencia Nacional)

Asimismo, solicita 42 años y medio de cárcel para el extesorero del PP Luis Bárcenas y una multa que asciende a más de 52 millones de euros. En su escrito, previo a la fase oral, que fuentes judiciales sitúan a finales de 2015, la Fiscalía pide penas de cárcel para 41 procesados en la primera fase de investigación. Entre ellos están los también extesoreros del PP Álvaro Lapuerta y Ángel Sanchís, con penas de tres y ochos años de cárcel, respectivamente; los exalcaldes de Majadahonda y Pozuelo de Alarcón, Guillermo Ortega y Jesús Sepúlveda, para los que pide 50 años y 15 años, respectivamente; el exconsejero madrileño Alberto López Viejo, para el que pide 46 años de prisión, el exdiputado popular Jesús Merino, con 3 años y 9 meses de cárcel; mientras que para el exsecretario general del PP gallego y número dos de la trama, Pablo Crespo, solicita 85 años de prisión.

Las fiscales Concepción Sabadell y Concepción Nicolás acusan a Correa de utilizar su «estrecha relación» con algunos miembros clave del PP para «apropiarse de fondos públicos». Apuntan que Correa y Crespo crearon un procedimiento de facturas falsas para generar una caja b para sobornar a cargos públicos, eludir impuestos y encubrir la propiedad y el origen de los fondos conseguidos. Correa, según las fiscales, «actuó con un grupo vertebrado en torno a él y contó con la esencial colaboración» de cargos públicos a los que compensaba con pagos y regalos en especie.

Asimismo, apuntan que Bárcenas «desarrolló otras actividades dirigidas a enriquecerse de modo ilícito mediante el cobro de comisiones derivadas de distintas labores de intermediación en el ámbito de la contratación pública y mediante la apropiación de fondos del PP», y «se sirvió del ascendiente que tenía sobre algunos responsables públicos del PP para favorecer las adjudicaciones públicas a determinadas empresas a las que cobraba la correspondiente comisión».

Según las fiscales, Bárcenas y Lapuerta gestionaron una caja b dentro del PP. El primero se llevó de ese depósito 299.659 euros, «como mínimo», y los ingresó en cuentas bancarias en Suiza y España. La caja b se nutría de «donativos que incumplían la normativa y la financiación de los partidos» y eran efectuados por «personas relacionadas con entidades beneficiarias de importantes adjudicaciones públicas».


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario