Catalá confirma apurado que no se multará a los medios por divulgar sumarios judiciales

/ 1 mayo 2015

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha descartado en tres ocasiones la posibilidad apuntada en sus declaraciones del pasado miércoles, relativas a si debía debatirse si se debe multar a los medios de comunicación que divulguen sumarios judiciales bajo secreto.

Rafael Catalá (Foto: Ministerio de Fomento)

Rafael Catalá (Foto: Ministerio de Fomento)

En este sentido, Catalá insistió ayer en que el Gobierno no tiene «ninguna propuesta en torno a la sanción de medios de comunicación», al tiempo que defendió que su intención no era ni siquiera abrir la discusión.

Los diarios recuerdan que Catalá se refirió el miércoles en un coloquio en Barcelona al «debate» de si deben fijarse límites a la información, al ser preguntado sobre los llamados «juicios paralelos» a imputados. El titular de Justicia apuntó entonces la hipótesis de posibles sanciones, tanto a los filtradores de sumarios secretos como a los medios.

A partir de estas declaraciones del ministro se han producido numerosas reacciones, unas aclaratorias y otras en contra, tanto por parte de miembros del Gobierno y del PP como de políticos de la oposición, representantes de la Justicia y de la prensa. Así, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, preguntada ayer por este asunto tras la reunión del Consejo de Ministros, confirmó que el debate sobre la posibilidad de sancionar a los medios de comunicación por filtración de informaciones bajo secreto de sumario «no está en la agenda del Gobierno», como tampoco se va a poner en marcha «en ninguna de las reformas que tenemos que llevar a cabo», dijo.

También el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, subrayó que lo dicho por Catalá es una «reflexión personal». El vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, señaló que la libertad de información y la libertad de prensa «son sagradas», siendo ésta, añadió, «una opinión general en el PP y en el Gobierno de Rajoy», además de insistir en que el ministro ha aclarado su reflexión.

Por su parte, la candidata del PP a la Alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, se mostró partidaria de «abrir debates», al tiempo que puso el acento en la «indefensión» que, según dijo, se crea con las filtraciones de procesos que están bajo secreto de sumario. La candidata a la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, tras señalar que se trata de un debate «fuera de cuestión», dijo que «los medios tienen obligación de informar cada vez que hay una noticia». Según el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, «hay que ir a la raíz del problema: no al medio que lo publica, sino a quien filtra esos datos que la Justicia señala que tienen que ser secretos».

Por otro lado, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, tras criticar la posibilidad apuntada por el ministro, instó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a que desautorice a Catalá, al tiempo que le aconsejó «que no se preocupe tanto de perseguir a aquellos que denuncian la corrupción del PP, que suelen ser los periodistas, sino a perseguir a los corruptos».

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, dijo que «quien está privando el derecho es quien filtra la información, no quien publica la filtración». Para el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, sancionar a los medios de comunicación por publicar filtraciones es «volver al siglo pasado», dado que, según apuntó, «no se puede matar al mensajero».

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejero General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, dijo que «los excesos deben corregirse por la autorregulación y no por la represión». Para la fiscal general, Consuelo Madrigal, «la libertad de expresión y sus límites están claros en la Constitución y a ellos hay que atenerse».

La Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), calificó ayer de «ataque inadmisible a la libertad de prensa» la sugerencia del ministro de Justicia de sancionar a los medios que difunden datos sobre procesos. «El deseo de Catalá de controlar lo que ocurre en su Administración no puede derivar en sanciones a quienes las publican. Las filtraciones deberían ser perseguidas en su origen, en la Administración, no en las redacciones», se señaló. Igualmente, la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE), mostró su «rotundo rechazo» a la propuesta, a la que equiparó con el «silencio y la ocultación de datos propios de etapas dictatoriales».

La noticia en los diarios

EL PAÍS titula: «Catalá rectifica y niega un plan que multe a la prensa que publique sumarios». Según ABC, «el Gobierno descarta sancionar a la Prensa tras la ‘reflexión personal’ de Catalá». LA VANGUARDIA destaca que «Santamaría zanja el debate sobre el castigo a los medios por filtraciones». Para EL PERIÓDICO, «Catalá descarta ahora las multas a la prensa ante el alud de críticas». LA RAZÓN dice que «el PP corrige a Catalá: la libertad de información es ‘sagrada'». EL ECONOMISTA subraya que «Catalá da marcha atrás ante la unanimidad de críticas».

EL PAÍS 15/ABC 2, 20, 21/LA VANGUARDIA 14/EL PERIÓDICO 31/LA RAZÓN 1, 18/EL ECONOMISTA 28/AGENCIAS

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario