Crece la tensión: Ucrania acusa a Rusia de «invasión y ocupación militar» en la región de Crimea

/ 1 marzo 2014

Las autoridades de Ucrania acusaron ayer a Rusia de una «invasión y ocupación» militar de Crimea después de que grupos armados sin insignias identificativas tomaran el aeropuerto civil de Simferópol y el militar de Sebastopol, así como los alrededores de la base naval de esta última ciudad.

Bandera de UcraniaEl ministro del Interior de Ucrania, Arsén Avákov, dijo que se trataba de «una invasión armada y una ocupación que viola todos los acuerdos y normas internacionales». El presidente interino de Ucrania, Aleksander Turchinov, acusó a Rusia de desplegar las tropas para «provocar» a Kiev y desencadenar un «conflicto armado» como el vivido con Georgia en 2008. Turchinov, en un mensaje televisado, pidió a Rusia que ponga fin a las «provocaciones» y saque a los militares. En un comunicado, el Ministerio de Defensa ucraniano alertó de que «fuerzas radicales» tenían planeado lanzar ataques hoy por la mañana para tratar de desarmar a las unidades del Ejército presentes en Crimea. Si se producen los hechos, las Fuerzas Armadas ucranianas «actuarán de acuerdo a las leyes» y la normativa militar.

El Ministerio de Exteriores ruso trasmitió a los responsables de la diplomacia de Kiev que la situación en Crimea es «consecuencia de un proceso interno» de Ucrania. El presidente ruso, Vladimir Putin, en una conversación con varios líderes occidentales, insistió en que es de «extrema importancia no permitir una intensificación de la violencia», según informó el Kremlin.

Por su parte, el depuesto presidente ucraniano, Victor Yanukóvich, se quejó de la pasividad de Rusia y pidió a su presidente una posición más firme. «Rusia no puede permanecer indiferente. Conociendo a Putin me sorprende que todavía no haya dicho nada. Rusia debe y tiene que actuar», dijo en rueda de prensa en Rostov del Don. Yanukóvich precisó que no piensa pedir «ayuda militar» y dijo que Ucrania «debe permanecer unida».

Mientras, el presidente de EEUU, Barack Obama, aseguró ayer que «habrá costes» si Rusia decide intervenir militarmente la península de Crimea, y advirtió de que cualquier violación de soberanía ucraniana será «profundamente desestabilizadora». Obama dijo que si se confirma que aviones y tropas rusas están tomando el control de puntos estratégicos de Crimea «representaría una interferencia en asuntos que debe decidir el pueblo ucraniano».

El Consejo de Seguridad de la ONU mostró ayer su respaldo a la «unidad, integridad y soberanía territorial» de Ucrania, pidió la «máxima moderación» a los líderes ucranianos e hizo un llamamiento a un «diálogo inclusivo que reconozca la diversidad de la sociedad ucraniana». El embajador de Ucrania ante Naciones Unidas, Yuri Sergeyev, ha pedido una reunión «urgente» del Consejo por el «deterioro de la situación» en Crimea.

En otro orden de cosas, el Banco Central de Ucrania ha decidido limitar la retirada de dinero de cuentas de divisas, de forma que los ciudadanos sólo pueden sacar del banco 1.090 euros al día.

EL PAÍS 1, 2-5/EL MUNDO 1, 26-28/ABC 28-31/LA VANGUARDIA 1, 3-6/EL PERIÓDICO 1, 12-14/LA RAZÓN 22, 24/AGENCIAS

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

– Más vídeos de noticias:

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario