El déficit del Estado de 2013 no cumplió el objetivo del 6,5%… por poco: fue del 6,62%

/ 29 marzo 2014

España cerró 2013 con un déficit público del 6,62% del PIB, 1,2 décimas por encima del objetivo marcado por Bruselas, según anunció ayer el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Cristóbal Montoro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros (Foto Moncloa)

Cristóbal Montoro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros (Foto Moncloa)

La desviación supone unos 1.200 millones de euros. En términos brutos, las Administraciones Públicas españolas gastaron el año pasado 67.755 millones de euros más de los que ingresaron. La Administración central y la Seguridad Social registraron un saldo negativo del 5,49% del PIB y las comunidades autónomas del 1,54%, mientras que los ayuntamientos consiguieron un superávit del 0,41%. Si se incluyen las ayudas a la banca, el déficit se eleva al 7,08%.

Montoro destacó que la desviación de sólo doce centésimas supone cumplir prácticamente el objetivo de déficit, sobre todo si se tiene en cuenta que España continuó en recesión en 2013, con una caída del PIB del 1,2%. Además, el ministro indicó que el dato del 6,62% bajará una vez que se modifique al alza el cálculo del PIB que debe realizar el Instituto Nacional de Estadística (INE), y señaló que este cambio podría implicar incluso que la cifra final quede «algo por debajo» del 6,5% previsto.

El titular de Hacienda explicó que la desviación del déficit del Estado y la Seguridad Social se debe, por un lado, a la propia corrección del presupuesto de la UE respecto a España, que cifró en una décima, y por otro lado, al «deterioro» del presupuesto de la Seguridad Social, que habría cerrado con un déficit en torno al 1% del PIB. Sobre las comunidades autónomas dijo que han hecho «un gran esfuerzo» y han reducido a la mitad su déficit en un año, mientras que los ayuntamientos han pasado a tener superávit.

En cuanto al déficit estructural, Montoro destacó que se ha reducido en dos puntos, una corrección que califico de «muy importante», dado que permite rebajar la carga de intereses de la deuda pública, financiar mejor a las empresas y entrar en una senda de recuperación.

«Detrás de estas cifras están los esfuerzos de la sociedad», resaltó Montoro, quien añadió que «tendrán correspondencia». En este punto, aludió a la rebaja de impuestos que permitirá «devolver a los ciudadanos su nivel de esfuerzo».

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, destacó que el dato confirma que las «reformas y el esfuerzo» dan «resultado», y añadió que la consolidación fiscal y las reformas estructurales han permitido que España se convierta en un socio europeo «leal, fiable y que cumple» con sus obligaciones.

La Comisión Europea «toma nota» del anuncio del déficit público español y está a la espera de que las cifras sean confirmadas por la oficina de estadística comunitaria (Eurostat), según indicó el portavoz del Ejecutivo comunitario para Asuntos Económicos y Monetarios, Simon O’Connor.

Por su parte, la secretaria de Economía y Empleo del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, cree que el dato de déficit demuestra que los recortes que está aplicando el Gobierno son «inútiles» además de «injustos», y criticó que el desfase de la Administración central se incremente mientras se obliga a comunidades y ayuntamientos a ajustar sus cuentas a pesar de que tienen las competencias de servicios sociales, educación y sanidad.

EL PAÍS destaca que «España roza el objetivo de déficit». El diario se pregunta si «un estudiante que saca un 4,88 de nota en un examen, ¿aprueba o suspende?». Siguiendo con esta terminología, EL MUNDO dice que «el Estado superó el examen del saneamiento de las cuentas públicas de 2013 con un suspenso mínimo que la estadística va a convertir en un aprobado raspado». ABC pone el énfasis en que el déficit español superó «sólo en una décima» el objetivo fijado. Este hecho lleva a LA RAZÓN a titular: «España cumple». Por su parte, LA VANGUARDIA resalta que «Hacienda da por cumplido el objetivo de déficit». EL ECONOMISTA señala que «España salva con un 6,6% la meta de déficit por el ajuste de los municipios». También, CINCO DÍAS atribuye al «superávit municipal» que se haya salvado el déficit público. Por último, EL PERIÓDICO se limita a reflejar el dato: «España cerró el 2013 con un déficit del 6,62% del PIB».

EL PAÍS 1,22,23/EL MUNDO 34,35/ABC 1,36,37/LA VANGUARDIA 1,52,53/EL PERIÓDICO 25/LA RAZÓN 1,26,27/CINCO DÍAS 1,8,9/EL ECONOMISTA 1,45

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

– Vídeos de economía:

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario