Gallardón dimite y deja la política tras su ridículo con la reforma del aborto y otros fracasos

/ 23 septiembre 2014

No sólo ha sido la reforma de la Ley del aborto lo que ha provocado que el ministro de Justicia sea casi todo un enemigo público. Lo han sido también reformas como la ley de tasas judiciales, la reforma del Poder Judicial, la propuesta de reducir aforados sin consultar a su partido y a Rajoy o sus polémicos indultos sin justificación. Todo ello ha provocado que Gallardón terminara arrojando la toalla este martes inolvidable para él y la política española.

Gallardón (Foto Moncloa)

Gallardón (Foto Moncloa)

Adiós y crisis de Gobierno. Es lo que ha provocado un empecinado ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, quien, como se esperaba, ha presentado finalmente la dimisión ante el fracaso de su reforma de la Ley del aborto, retirada por su jefe de filas, Mariano Rajoy.

Tras años en la política madrileña, Gallardón daba en 2011 su soñado salto a la política nacional como ministro, pero todo ha sido un fracaso continuo para él. Empezó la legislatura como ministro mejor valorado y se va el penúltimo, sólo por delante de un denostado José Ignacio Wert, titular de Educación y Cultura. Así, deja la política después de 30 años de carrera de éxitos, pero marchándose al final por la puerta de atrás, sin apoyos y con miles de críticas.

Al parecer, y según ha confesado a la prensa, ya tenía meditada su renuncia cuando supo que la reforma de la Ley del aborto no saldría adelante. El proyecto se retiraba hoy mismo, dijo al mediodía Rajoy en el Congreso Mundial de Relaciones Públicas que se celebraba en Madrid, y antes de irse a China de gira internacional.

La reforma se retira «por no haberse encontrado el consenso suficiente para sacarlo adelante», pero la realidad es otra: había tal descontento social que había miedo en el Gobierno por las consecuencias de cara a los procesos electorales que hay en 2015: elecciones municipales, autonómicas y generales. Todo lo más grande.

Eso sí, para contentar a todos los sectores sociales, Rajoy hará un guiño a los más conservadores: reformará la actual ley de Zapatero para asegurar que las menores de 16 y 17 años necesitan siempre el consentimiento de sus padres para abortar, interrumpir el embarazo, en términos médicos y legales.

Hace días fuentes del Gobierno reconocían que buscaban un consenso «importante» porque hay «diferentes posiciones y acercamientos» y «conviene trabajar por ese máximo acuerdo». Sobre una posible desautorización del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría dijo estos días en que éste tiene, al igual que todos los ministros, «el mandato de trabajar por el consenso en todos los ámbitos».

Biografía de Gallardón

Nació en Madrid el 11 de diciembre de 1958. Su carrera política comienza en 1977, cuando ingresa en la recién creada Alianza Popular, formación que sería refundada en 1989 bajo el nombre de Partido Popular.

Ha ocupado numerosos cargos de responsabilidad tanto en este partido (miembro de la Ejecutiva y secretario general en 1986, vicepresidente en 1987, miembro del Comité Ejecutivo Nacional en 1989) como en diversas instituciones (concejal en el Ayuntamiento de Madrid en 1983, diputado en la Asamblea regional en 1987, 1991, 1995 y 1999, senador en 1987, 1989 y 1993, presidente de la Comunidad de Madrid en 1995 y 1999, y alcalde de Madrid en 2003, 2007 y 2011).

De las siete convocatorias electorales en las que hasta ahora ha participado como cabeza de lista, ha ganado en seis ocasiones, cinco de ellas con mayoría suficiente para gobernar. En 2007, se convirtió en el alcalde de Madrid más votado en la historia de la ciudad, y recientemente ha vuelto a revalidar su cargo.

En las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011 resultó elegido diputado por la circunscripción de Madrid.

Licenciado en Derecho, es miembro de la carrera fiscal en excedencia, a la que accedió como número dos de su promoción. Está casado y tiene cuatro hijos.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario