‘Juego de Tronos’ 7×07: análisis y claves del capítulo final de temporada

/ 29 agosto 2017

Con la emisión de El Dragón y el Lobo, último capítulo de la séptima temporada de Juego de Tronos, se pone fin de manera brillante a la última entrega de la que hoy en día está considerada una de las mejores series de televisión del momento.

tronos 7x07

Un episodio de 81 minutos repleto de intriga, acción, emoción, traición, amor, muertes importantes y un épico final que deja con la boca abierta a todos sus fieles.

Los amantes de esta serie de aventuras medievales estarán, seguro, con ganas de que se produzca y emita la octava campaña, que se prevé llegue a la pequeña pantalla a finales de 2018 o en 2019.

Se cumplieron algunas teorías

Se cumplió la teoría que vaticinaba una serie de muertes importantes en el último capítulo de la temporada. Meñique conspira contra Arya a oídos de Sansa pero es él quien acaba siendo juzgado y ejecutado a manos de la pequeña de los Stark.

Los protagonistas llegan a Desembarco del Rey en el arranque del episodio, donde se reunen con Cersei Lannister para tratar de convencerla de la importancia de acordar una tregua para unir fuerzas contra el ejército de la noche, y le llevan ante sí a un caminante blanco para intentar persuadirla.

Las negociaciones comienzan con mal pie debido a que Lannister propone aceptar la propuesta si, una vez acabada la guerra contra los muertos, el Norte se mantiene neutral. Pero Jon Nieve revela el juramento realizado ante Daenerys Targaryen que le impide decir sí a la condición impuesta por Lannister.

Tyrion Lannister trata de revertir la situación y decide prestarse voluntario para intentar retomar las negociaciones, lo que provoca que Cersei decida reconsiderar su postura. Aunque, finalmente, todo resulta ser una treta.

Pero Jaime Lannister se da cuenta de que su hermana no piensa prestar sus ejércitos para la causa y toma la decisión de marcharse al no compartir su postura.

Un final apoteósico

Entretanto, un desenlace apoteósico se va desarrollando en este último capítulo de Juego de Tronos. Un final en el que suceden dos acontecimientos importantes.

Por un lado, se produce la llegada a Invernalia de Sam para ponerse en contacto con Bran, El Cuervo de Tres Ojos. Este revela la verdad sobre el origen de Jon Nieve, hijo de Lyanna Stark y Rhaegar Targaryen, lo que lo convierte en el auténtico heredero del Trono de Hierro. Mientras tanto, Nieve se funde en una escena de pasión con Daenerys Targaryen.

El otro acontecimiento es la llegada a las puertas del Muro del Rey de la Noche, que lo destruye con el aliento helado de Viserion, el dragón muerto y resucitado que gana para su causa. El último episodio de Juego de Tronos acaba con la marcha de los caminantes blancos atravesando los restos del Muro, lo que supone que, ahora, Poniente esté completamente indefenso.

Cómo ver gratis ‘Juego de Tronos’ este verano con ‘HBO España’

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *