La Comisión Europea rebaja las previsiones de crecimiento para la eufórica España

/ 6 noviembre 2013

La Comisión Europea rebaja en sus previsiones de otoño los pronósticos de crecimiento de la economía española para 2014, que sitúa dos décimas por debajo de lo estimado por el Gobierno.

Soraya Sáenz de Santamaría, Luis de Guindos y Cristóbal Montoro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros (Foto Moncloa)

Soraya Sáenz de Santamaría, Luis de Guindos y Cristóbal Montoro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros (Foto Moncloa)

Así, Bruselas pronostica un descenso del PIB español del 1,3% en 2013, un crecimiento del 0,5% en 2014 y del 1,7% en 2015. No obstante, la Comisión advierte de que serán necesarias «más reformas» y «amplios ajustes», así como recortes en los gastos del Estado, que seguramente «limitarán la fuerza de la recuperación». La salida de la recesión de España se verá favorecida por «la recuperación en el resto de la Unión Europea y el progreso en la política de reformas», según Bruselas.

Con respecto al déficit, Bruselas estima que en 2013 se cumplirá el objetivo del 6,8% y en 2014 se rebasará en una décima el 5,8% fijado por la Comisión, que advierte del crecimiento de la deuda en relación al PIB, llegando al 104,3% en 2015. Tampoco será muy grande el descenso del paro, que este año alcanzará el 26,6%, en 2014 el 26,4% (cifra bastante superior al 25,9% que estima el Gobierno) y el 25,3% en 2015.

Las exportaciones seguirán siendo el principal motor del crecimiento, aunque la Comisión prevé cierto tirón del consumo interior, que podría recuperarse más rápido de lo esperado. En este sentido, Bruselas recuerda que las condiciones de financiación para hogares y pymes siguen siendo difíciles y alerta contra la contracción del crédito, pese al saneamiento del sector financiero.

El informe recalca que «aunque los intereses de la deuda y el gasto en pensiones seguirá aumentando, la caída del desempleo y la reforma del sistema de cálculo de las pensiones debería contribuir a que en 2014 se reduzca el gasto social».

El vicepresidente de la Comisión, Olli Rehn, subrayó en la presentación del informe que «España e Italia son los dos países donde más urgentes son las reformas económicas». «Lo que se necesita es una combinación de un crecimiento más alto a medio plazo, que en el caso de España requiere reformas de largo alcance para apoyar la evolución hacia un nuevo modelo más sostenible tras la burbuja inmobiliaria y un mercado de trabajo que funcione bien», dijo. Destacó el impacto positivo de la reforma laboral, pero advirtió de que «el intolerable y altísimo nivel de paro exige medidas muy contundentes, especialmente con los jóvenes» y conminó a mantener «el pulso de las reformas».

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario