La Guardia Civil no usó la fuerza en el nuevo salto a la valla de Melilla y entraron más de 200 inmigrantes

/ 1 marzo 2014

Al menos 214 sin papeles lograron ayer saltar la valla de Melilla, en el mayor asalto sufrido desde 2005. Hacia las 6.30 de la mañana más de 300 inmigrantes accedieron a la valla en Arroyo de Beni-Enzar, mientras simultáneamente otro grupo intentó entrar a la carrera por el paso fronterizo terrestre, que permaneció cerrado durante media hora para evitar el acceso a España.

Valla de Melilla (Captura vídeo Digiteka)

Valla de Melilla (Captura vídeo Digiteka)

Unos 30, en su mayor parte subsaharianos procedentes de Camerún y Guinea, necesitaron asistencia médica por los cortes en pies y manos provocados por las cuchillas de la valla. El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), que alberga a unos 1.300 subsaharianos, triplica ya su capacidad (480 personas), según indicó su director, Carlos Montero, quien anunció que hoy pedirá refuerzos al Ejército y a la Cruz Roja para ofrecer más comida y montar tiendas en el exterior de las instalaciones para poder acoger a todos los inmigrantes.

La Delegación del Gobierno indicó en un comunicado que el asalto se había caracterizado «por el lanzamiento de todo tipo de objetos – piedras, palos y botellas – a los agentes de la Guardia Civil». Dos agentes resultaron heridos, uno de ellos golpeado por un palo. El Ministerio del Interior marroquí informó de 13 gendarmes y 14 subsaharianos heridos.

El vicepresidente del Gobierno de Melilla, Miguel Marín, aseguró que «se está confirmando un ‘efecto llamada’ por parte de las mafias de la inmigración». También el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, se refirió en su cuenta de Twitter al ‘efecto llamada’ y al «asalto masivo» de inmigrantes en la frontera. En otro tuit, escribió: «No podemos consentir la violación impune de nuestra frontera. Hay que apoyar con medios a la Guardia Civil. Hay que modificar la Ley».

El Ministerio del Interior envió ayer a 18 guardias civiles para reforzar los efectivos de Melilla, según EL PAÍS. EL MUNDO y ABC dicen que Interior enviará este fin de semana 40 efectivos del Grupo Rural de Seguridad.

Según señalan los diarios, no se utilizó la fuerza para intentar evitar la entrada de inmigrantes. «Interior refuerza Melilla ante los últimos saltos masivos de la valla», titula EL PAÍS, que subraya que «el quinto salto del año desborda el centro de inmigrantes». EL MUNDO habla de «avalancha de inmigrantes en Melilla ante la pasividad de los agentes». ABC titula en portada, bajo una foto de un grupo de inmigrantes riendo y con los puños en alto en señal de victoria: «El ‘efecto llamada’ desborda también la valla de Melilla» y en un subtítulo señala que «Policía y Guardia Civil no usan la fuerza tras la polémica de Ceuta». El diario habla de «inquietud» en las fuerzas de seguridad «por la falta de órdenes claras».

Según LA RAZÓN, «los inmigrantes toman Melilla con violencia ante una Guardia Civil desautorizada por la izquierda». En páginas interiores habla de «salto masivo con palos y botellas». «Tercera entrada masiva en Melilla después de las 15 muertes de Ceuta», titula EL PERIÓDICO. «Interior refuerza la frontera de Melilla tras un nuevo salto masivo», dice LA VANGUARDIA.
 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

– Más vídeos de noticias:

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario