La infanta Cristina se marchó de los juzgados sin contestar a la prensa ni a la acusación popular

/ 8 febrero 2014

La Infanta Cristina salió pasadas las 18 horas de los juzgados de Palma tras declarar como imputada por un delito fiscal y otro de blanqueo de dinero, lo que le llevó más de 8 horas , contando con el parón para comer. La hija del Rey se marchó en su coche sin contestar a la prensa y tras negarse a declarar ante los abogados que representaban a la acusación popular.

la infanta juzgadosLa declaración de la Infanta finalizó tras más de 8 horas de estancia en los juzgados de Palma, en las cuales prestó declaración en el interrogatorio del juez José Castro, del fiscal Pedro Horrach y de los abogados del Estado. Pero no lo hizo, como se preveía, ante los abogados de las acusaciones populares (Foro Cívico Julio Anguita y el sindicato Manos Limpias), ya que estaba en su derecho de no hacerlo.

Doña Cristina admitió al juez gastos personales con dinero procedente de fondos públicos, pero declaró no saber de dónde procedía el dinero. También ha admitido que su padre, el Rey don Juan Carlos, le pidió a Iñaki Urdangarín en 2006 dejar sus negocios en Nóos y Aizoon, cosa que no hizo. Asimismo, la infanta dijo que siempre seguía las peticiones de su marido sin saber lo que firmaba porque le amaba y confiaba ciegamente en él.

Se ha sabido que el juez Castro, en todo momento, se dirigió a ella como «señora», negándole el trato de «Alteza real». También se ha filtrado que no tuvo reparos en presionar a la hija del monarca para que respondiera mejor a sus preguntas cuando ésta se mostraba evasiva.

Doña Cristina también dijo que desconocía que su servicio del hogar se pagaba a través de Aizoon, y a su vez, por tanto, con fondos procedentes del erario público, y que los 1,2 millones del Rey eran un préstamo y que los está «devolviendo», y que no hubo fraude fiscal porque no fue una donación.

Según filtró a la prensa el abogado Manuel Delgado, de Foro Cívico Julio Anguita, contestó a casi todo con un «no sé», argumentando que todas las operaciones y los negocios de su marido, no tenían lugar con su conocimiento. También se ha filtrado que no conocía que el servicio del hogar estaba contratado a través de Aizoon, como gastos de la empresa, lo que podría ser un caso de fraude fiscal.

Algunas fuentes ya habían adelantado que la estrategia de la defensa iba a ser esa: Urdangarín se inmolaría y así asumiría las culpas, aunque el juez ya esperaba esto e igualmente la hará responsable de las actividades presuntamente ilícitas.

Blindaje a la infanta

La declaración de la infanta que ha desplegado un amplio dispositivo policial que supera los 200 agentes, aunque no se ha filmado, sino que sólo se ha grabado la voz, algo que, en palabras del juez Castro, no supone ningún «trato privilegiado».

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

– Más vídeos de noticias:

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario