La juez Alaya se queda sola: hasta la Fiscalía recurre la imputación de Chaves y Griñán por los ERE

/ 14 septiembre 2013

La Fiscalía Anticorrupción decidió ayer recurrir el auto de la juez Mercedes Alaya en el que señalaba a los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán en su vinculación con el escándalo de los ERE.

(Foto: Club de Fans de Jueza Mercedes Alaya)

(Foto: Club de Fans de Jueza Mercedes Alaya)

La fiscalía cree que la resolución «adolece de la motivación necesaria» sobre los hechos que pueden implicar a Chaves y Griñán y 6 exconsejeros andaluces, lo que «puede generar la misma indefensión que se pretende evitar». La juez, según Anticorrupción, debe dictar un nuevo auto en el que «concrete» los hechos «por los que cada uno de los aforados puede ser objeto de investigación» y luego «se les dé traslado de la presente causa en calidad de imputados conforme al artículo 118 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal».

El fiscal recuerda que un juez instructor no puede «imputar o siquiera investigar de manera directa a una persona aforada», sino que debe hacer una «exposición razonada, agotada la instrucción» y elevarla al Supremo. Del auto de la juez «no se alcanza a conocer» «cuáles son los concretos hechos investigados que se puede atribuir a cada uno de los ‘imputados provisionales'», sino que expone indicios de forma «débil o fragmentaria «. «No basta con un mero traslado formal o rituario, sino que el aforado, para poder satisfacer su derecho de defensa, debe conocer por medio de dicho auto cuáles sean los hechos concretos que se investigan y que le pueden afectar y saber cuál sea la concreta calificación jurídica», expone la fiscalía.

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, apoyó el recurso presentado por la fiscalía. «Se trata de que las garantías procesales queden suficientemente motivadas», dijo.

Por otro lado, la juez Alaya ha citado a declarar como imputada el próximo 8 de octubre a la exministra de Fomento y exconsejera andaluza, Magdalena Álvarez.

Mientras, la juez investiga una serie de reformas que el PSOE realizó en la agrupación local de la Macarena que pudieron ser pagadas por la empresa Fitonovo, cuyo dueño está imputado por haber conseguido, presuntamente, contratos del Ayuntamiento de Sevilla a cambio de regalos y pagos en metálico a Domingo Enrique Castaño, también imputado. Las facturas estaban a nombre de una empresa fantasma, según EL MUNDO.

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario