Los adolescentes saben más de sexo por los amigos que por los padres

/ 4 marzo 2014

El informe publicado por The Family Watch sugiere que los padres divorciados transmiten a sus hijos una actitud más favorable hacia el uso del preservativo. Los autores del estudio recomiendan incluir en los programas de prevención sesiones dirigidas a los padres, para fomentar la transmisión a los hijos de actitudes favorables al sexo seguro que les prevengan del SIDA y de otras enfermedades de transmisión sexual.

sexoÉsta es una de las principales conclusiones del último artículo de la Red Informal de Documentación sobre la Salud Psicosocial de la Familia, de The Family Watch realizado por los doctores Elena Carratalá, José Pedro Espada, Mireia Orgilés del departamento de Psicología de la Salud de la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Entre el 75% y el 80% de las infecciones por VIH ocurren como consecuencia de una relación sexual no protegida, y un tercio de los casos tiene lugar al mantener relaciones heterosexuales. A pesar del aumento de los programas de prevención, los jóvenes continúan llevando a cabo conductas sexuales de riesgo, lo que hace necesario llevar a cabo investigaciones que mejoren su eficacia. Sólo en España, se dieron 1162 nuevos casos diagnosticados en el año 2010.

El objetivo principal del estudio fue examinar por primera vez en una muestra de habla hispana si existen diferencias entre los adolescentes con padres casados y divorciados en el nivel de conocimientos y en sus actitudes hacia el VIH/SIDA, variables tradicionalmente asociadas con las prácticas sexuales de riesgo, a fin de conocer si la situación familiar debe tenerse en cuenta en los programas de prevención. Los resultados de este estudio indican, contrariamente a lo esperado, que el nivel de conocimientos sobre el VIH/SIDA no parece relacionarse con la estructura familiar, ya que no difiere entre los adolescentes con padres casados y con padres divorciados.

El hecho de que sea la escuela o los amigos, y no los padres, los que proporcionan información sobre el VIH/SIDA podría explicar que el nivel de conocimientos de los adolescentes sea el mismo con independencia de si los padres están casados o divorciados.

Los participantes fueron 342 adolescentes de entre 14 y 17 años, el 50% de ellos con padres divorciados. Completaron de forma anónima la Escala de Conocimientos sobre el VIH/SIDA para Adolescentes Españoles y el Cuestionario de Actitudes hacia el VIH/SIDA.


(Fuente: The Family Watch)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario