Los guardias civiles denuncian la «escena circense» del desarme simbólico con «dos bufones de ETA»

/ 22 febrero 2014

Para la Unión de Guardias Civiles, UniónGC, segunda fuerza asociativa, ayer asistimos a una puesta en escena circense, con dos espectadores ahora llamados verificadores, y con dos bufones de ETA, que antes o después serán detenidos, como el resto. Una auténtica tomadura de pelo. Ni fue serio, ni hubo armas, salvo un puñado, ni disolución ni arrepentimiento. Sólo circo y del malo.

ETA

ETA

Ayer asistimos a una representación teatral patética. Que pretendan hablar de desarme entregando 4 armas de fuego y 16 kilos de explosivo, después de 2 años y cuatro meses transcurridos desde que declararon su “alto el fuego” resultaría hasta gracioso si no hubiera tanto dolor por el medio ¿Pretendían engañarnos? La Guardia Civil sabe más de ETA que la mayoría de sus integrantes. Cuando la Guardia Civil descubre algún zulo de ETA con esa cantidad de explosivo lo considera un zulo menor. La cantidad entregada no es más que un mínimo porcentaje del arsenal de ETA. En modo alguno justifica esa puesta en escena y menos el desplazamiento de los que los proetarras denominan verificadores. Complicado trabajo este último cuando sólo eres reconocido por los violentos y no por los Gobiernos de España o Francia.

Hasta la fecha los únicos desarmes serios de ETA han sido los provocados por las Fuerzas de Seguridad del Estado y mucho nos tememos que los sucesivos desarmes seguirán siendo los que surjan de la acción de la Policía y de la Guardia Civil. En este sentido podemos enviar un mensaje esperanzador a la ciudadanía, al menos a los que no apoyan a los violentos: los guardias civiles no dejaremos de luchar contra ETA hasta su total desaparición y control absoluto de su arsenal. Llevamos años haciéndolo y tenemos esa batalla ganada. Nunca hemos defraudado.

Nos parece lamentable el chantaje de sus amigos de Sortu, afirmando no que habrá desarme efectivo si no desaparece la Guardia Civil del País Vasco y si no se declaran amnistías. Esperamos que las fuerzas políticas de este país no caigan en ese chantaje. La desaparición de la Guardia Civil del País Vasco no sólo sería un éxito para ETA sino que le aseguraría a sus pistoleros vivir con ciertas dosis de tranquilidad, al saber que ya no está la Guardia Civil para detenerlos, que es lo que ellos quieren. No olvidemos la presión política que se está ejerciendo sobre la Ertzaintza, plagada de muy buenos profesionales, altamente cualificados, si se les dejase actuar. Esa presión limita su capacidad operativa (desaparición de su unidad Antiterrorista, “instrucciones” para ejercer poca presión en los homenajes a etarras, etc.) ETA no quiere en el País Vasco a quien es y ha sido su mayor azote. Quiere tener una tranquilidad que la Guardia Civil nunca le dará. ETA no puede hacer esas peticiones y menos cuando tiene su batalla totalmente perdida. Como en las películas, estamos “ganando los buenos”.

En el mismo sentido, confiamos en que a nadie se le ocurra una política de amnistías pues sería un triunfo de los que han asesinado y eso jamás debería ocurrir en un Estado de Derecho. A ETA sólo le queda pedir disculpas, entregar las armas y ponerse a disposición de la justicia. Ya no hace falta ni que se rinda pues ha sido derrotada por la policía y la Guardia Civil. Mañana podría matar pero su derrota ya es un hecho.

 


(Texto de la UniónGC – Comisión Ejecutiva / Unión de Guardias Civiles)

– Más vídeos de noticias:

1 comentario

  1. Pingback: Los guardias civiles denuncian la “escena circense” del desarme simbólico con “dos bufones de ETA”

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario