Melilla ya no puede más: 500 inmigrantes saltaron la valla y desborda la labor humanitaria

/ 19 marzo 2014

La valla de Melilla registró ayer, poco antes de las ocho de la mañana, la mayor avalancha de inmigrantes producida hasta el momento. Al menos 500 subsaharianos lograron entrar en la ciudad española, de un grupo de unos 1.000 que lo intentaron, amparados por la niebla y sin que las fuerzas de seguridad pudieran contenerlos.

Inmigrantes tras saltar la valla de Melilla (Foto: Digiteka)

Inmigrantes tras saltar la valla de Melilla (Foto: Digiteka)

El asalto a la valla estuvo precedido de enfrentamientos entre agentes marroquíes e inmigrantes, que utilizaron piedras, palos y otros objetos, a los que las fuerzas marroquíes respondieron con la fuerza. En un primer intento, la Policía marroquí detuvo a 150 personas y otras 100 fueron arrestadas en el segundo y definitivo intento. 28 inmigrantes y 5 policías resultaron heridos. En la parte española no se registraron incidentes graves.

Según el delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik el Barkani, fue un salto «violento» y el más «multitudinario» que se recuerda y anunció que el Ejecutivo «acelerará» los traslados a la Península, unos en acogida y otros para su expulsión en virtud de la Ley de Extranjería, ante la imposibilidad de que el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) siga acogiendo a más personas. Fuentes del CETI denuncian una situación «angustiosa» y admiten estar «al límite» de sus posibilidades. Actualmente se atiende a unos 1.900 sin papeles, cuando la capacidad del centro es para 480 personas, gracias a la ayuda del Ejército y de la Cruz Roja.

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda, pidió «tomar decisiones importantes y drásticas». «Así no podemos seguir. Esto es un problema para la ciudad y para la Administración central», declaró. Insistió en la «agresividad y violencia» de los que saltan la valla y pidió unidad a los partidos ante la presión que sufre la ciudad. «Cualquier día nos encontramos con que saltan dos o tres mil. No sé si es bueno que tengamos que observar tranquilamente que entren 500 en la ciudad pasando por encima de quien sea», lamentó.

El Ministerio del Interior anunció que enviará a otros 120 agentes para reforzar la seguridad en la zona, 20 de un módulo de intervención rápida de la Guardia Civil, que se suman a los 60 agentes ya desplegados, y 100 de las UIP de la Policía, que se unirán a los 50 que ya prestan servicios allí. Desde que comenzaron los saltos masivos, se han enviado 230 agentes más a Melilla.

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, constató ayer en su comparecencia en el Congreso que «la realidad ha cambiado» y reclamó un «protocolo de actuación» para las fuerzas de seguridad del Estado ante la avalancha imparable de inmigrantes y la situación de los Centros de Internamiento de Extranjeros, completamente desbordados. Consideró «inadecuado» el uso de material antidisturbios en Ceuta y reclamó especial atención a los colectivos «más vulnerables»: menores y personas con derecho a asilo. Pidió también más implicación de la Unión Europea y subrayó que «la cooperación con Marruecos no es suficiente».

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

– Más vídeos de noticias:

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario