Obama dice que atacar Siria es por «credibilidad de la comunidad internacional»

/ 5 septiembre 2013

El presidente de EEUU, Barack Obama, emplazó ayer a la comunidad internacional a sumarse a una intervención en Siria. «No fui yo quien fijó la línea roja. Es el mundo el que la fijó. No es mi credibilidad la que está en juego, es la de la comunidad internacional», dijo desde Estocolmo, su primera parada antes de viajar a la cumbre del G-20 en San Petersburgo.

Barack Obama (Foto Zoomin)

Barack Obama (Foto Zoomin)

Obama dijo que no está interesado «en repetir los errores cometidos en Iraq por culpa de malas informaciones», pero insistió en que podía asegurar «con total seguridad» que se han usado armas químicas «y que partieron de Al Asad».

Obama obtuvo ayer el respaldo del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, que aprobó una resolución que autoriza un ataque militar limitado contra Siria. La resolución salió adelante con 10 votos a favor y 7 en contra. La Casa Blanca elogió a los miembros de la Comisión por «actuar rápidamente y por trabajar más allá de las líneas partidistas».

Mientras, el presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró ayer, en una entrevista televisada con la agencia Asociated Press y la televisión estatal rusa, que no descartaba apoyar una intervención en Siria si se demuestra que Al Asad empleó armas químicas contra su población. No obstante, apuntó que una acción militar sin una resolución de la ONU «sería inadmisible y sólo podría ser calificada de agresión».

Las palabras de Putin fueron interpretadas como un gesto de cara a la cumbre del G-20, reunión que estará eclipsada por el conflicto en Siria y el desacuerdo entre los distintos países sobre cómo actuar.

Por otro lado, la Asamblea Nacional y el Senado francés debatieron ayer la iniciativa del presidente, François Hollande, de lanzar una operación militar contra el régimen de Al Asad. La sesión sirvió para revelar la fractura entre las fuerzas políticas francesas. El primer ministro, Jean-Marc Ayrault, insistió en que «sin acción militar no habrá solución para el pueblo sirio», mientras que los conservadores acusaron a Hollande de «ir a remolque» de Obama y exigieron al presidente que convoque una votación del Parlamento antes de la intervención.

Por su parte, el ministro de Exteriores turco, Ahmet Davotoglu, advirtió de que «un crimen contra la humanidad no debe quedar sin respuesta». «Estamos listos para asumir nuestro puesto en cualquier tipo de coalición», añadió.

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario