Objetivo caída del PP: nueva etapa de acoso judicial y mediático al partido de Rajoy

/ 22 diciembre 2013

El Gobierno de Mariano Rajoy cumplió ayer dos años tras una semana de escándalos en el Partido Popular, según destaca el diario EL PAÍS en portada.

Mariano Rajoy (Foto web oficial PP)

Mariano Rajoy (Foto web oficial PP)

Este diario dice que algunos ministros transmiten en privado en los pasillos del Congreso y en el Gobierno que el partido vive un ambiente de hastío y agotamiento. En la misma semana han quedado tocados el presidente de honor, José María Aznar, el presidente de Madrid, Ignacio González, y el corazón del PP, la sede de Génova, dónde la policía registró los documentos de la contabilidad del partido. La secretaria general, María Dolores de Cospedal, está en el centro de muchas críticas internas por el caso Bárcenas, ya que ha asumido la gestión con el consiguiente desgaste político. Sin embargo, su entorno reitera que el juez Pablo Ruz se equivoca, ya que el PP entregó todos los papeles que tenía que dar y que no hay ningún pago en B de las obras de reforma de la sede.

El expresidente José María Aznar se ha visto involucrado en los correos de Miguel Blesa, expresidente de Cajamadrid, a propósito de las presiones que sufrió éste para comprar la colección del pintor Gerardo Rueda. Las comunicaciones entre las familias Blesa y Aznar ponen de manifiesto que José María Aznar Botella, hijo del expresidente, afeó a Blesa que rechazara realizar una operación de compra de la colección del artista Gerardo Rueda, como le había indicado su padre. Aznar Botella envió un SMS al entonces presidente de Cajamadrid en el que le recordaba a quien le debía su puesto.

En cuanto al PP en Madrid, la expresidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, comenzó la semana declarando como testigo por los contratos de su Administración con la red Gürtel.Además, la esposa del presidente Ignacio González, Lourdes Cavero, ha quedado imputada por blanqueo de capitales.

El PP teme que el caso Bárcenas salpique su campaña europea

La cúpula del PP teme que el caso Bárcenas interfiera en la agenda electoral de la formación y en el proceso de los comicios al parlamento Europeo. Según LA VANGUARDIA, la dirección del PP se ha equivocado en sus cálculos, que apuntaban a que la sombra Bárcenas ya no les afectaría en el 2014 y podrían hacer campaña sin estar pendientes de nuevos supuestos casos de corrupción. En los despachos de Génova se habían planteado que el juez Ruz no iba a encontrar nada acerca de los supuestos pagos en B de sobresueldos a los dirigentes del PP. Por tanto, tenían la convicción de que antes de fin de año archivaría la pieza separada del caso Gürtel que puede afectar al PP. Es decir, que el partido escaparía a cualquier demostración de financiación ilegal o de supuestas irregularidades en sus cuentas.

LA RAZÓN indica que Rajoy confía en la recuperación económica, y especialmente, en las mejoras en el mercado de trabajo como «arma» para aumentar su apoyo social antes de las elecciones europeas de mayo próximo. Desde Moncloa se afirma que esa mejoría «constatable en la calle», será la llave que llevará al PP a ganar de nuevo las elecciones generales en 2015.

LA VANGUARDIA 26/LA RAZÓN 28

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

– Más vídeos de noticias:

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario