PP, PSOE y UPyD se unen contra Artur Mas y la consulta «antidemocrática»

/ 30 marzo 2014

EL PAÍS publica hoy un resumen de un debate sobre el desafío soberanista de Cataluña organizado por el periódico en el que han participado diputados de seis grupos parlamentarios, todos ellos miembros de la Comisión Constitucional del Congreso.

Congreso de los Diputados

Congreso de los Diputados

Pedro Gómez de la Serna (PP), Ramón Jáuregui (PSOE), Joan Josep Nuet (IU), Irene Lozano (UPyD), Montserrat Surroca (CiU) y Alfred Bosch se reunieron tras conocer la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la declaración de soberanía del Parlamento de Cataluña y a pocos días de celebrarse en el Congreso de los Diputados un debate sobre el referéndum de independencia convocado por el Gobierno catalán para el 9 de noviembre, iniciativa que será rechazada por la inmensa mayoría de la Cámara Baja. Mientras que los representantes de PP, PSOE y UPyD consideran antidemocrática una consulta para la secesión de Cataluña, CiU y ERC mantienen que la decisión es irreversible y defienden que votar es el gesto básico de la democracia. Por su parte, el diputado de IU asegura que su grupo no apuesta por una declaración unilateral de independencia.

Pedro Gómez de la Serna considera que las autoridades catalanas ya no controlan el proceso «y por tanto no tienen ni voluntad ni capacidad de diálogo». «Habéis traspasado las líneas rojas y habéis quemado las naves», espetó el portavoz del PP a los de CiU y ERC. Ramón Jáuregui, por su parte,advirtió que se trata de una consulta para la autodeterminación y que ERC ha impuesto su hoja de ruta. Y defendió que «tenemos que arreglarlo respetando la decisión de los catalanes y de todos los españoles en un proceso legal y de reformas importantes». «Los puentes entre Cataluña y España se están deteriorando y cuando queramos renovarlos, quizás no haya gente para pasarlos», aseveró.

IU-Izquierda Plural, representada por Joan Josep Nuet, aseguró que «es imposible parar esto» porque, en su opinión, «no se le pueden poner puertas a la democracia». Nuet defendió que el proceso sea acordado y dialogado, aunque la última palabra «es de la ciudadanía, no de los pactos de los partidos». Y subrayó: «Estamos aquí por la irresponsable campaña del PP contra el Estatut. Echó sal sobre las heridas».

Desde UPyD, Irene Lozanodefendió que el debate es sobre el futuro de España, no de Cataluña y dijo que el diálogo «sólo ha dejado de existir cuando el nacionalismo catalán ha empezado una política de hechos consumados». Aseguró que «estamos aquí porque nadie en 30 años ha dado importancia a la cohesión territorial». «El sistema autonómico, pensado para facilitar la convivencia ha sido utilizado, sin embargo, para desactivar la convivencia y el discurso de la unión».

La diputada de CiU, Montserrat Surroca, defendió que su formación ya está haciendo todo lo que señala la sentencia del TC y que ésta no frena el proceso. «Ahora lo que toca es celebrar la consulta. Eso es irrenunciable», aseguró. Subrayó que el proceso no acaba con el debate del 8 de abril en el Congreso de los Diputados. «Nosotros tenemos una hoja de ruta marcada, seguiremos este proceso que, insisto, es el que nos está marcando el pueblo de Cataluña».

El diputado de ERC Alfred Bosch mostró su respeto a la sentencia del TC, defendió el diálogo y aseguró que todo gran diálogo político debe acabar en las urnas. Calificó el proceso como «absolutamente pacífico, solemne, festivo, popular, democrático y legal». «La declaración de soberanía abre la puerta a un nuevo marco legal, pese a quien le pese», afirmó. Y subrayó que si España «ejerce el veto sobre el acceso de una República catalana a la UE sería una agresión».

EL PAÍS 1, 14-17

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

– Más vídeos de noticias:

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario