Presos de ETA: Rajoy y el lehendakari Urkullu se reunieron en secreto para negociar el asunto

/ 11 agosto 2013

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el lehendakari, Iñigo Urkullu, mantuvieron el pasado mes de julio un encuentro para abordar, entre otras cosas, el escenario abierto tras el cese definitivo de la violencia por parte de ETA, el déficit o la situación de los astilleros, antes de que se conociera la decisión de Bruselas sobre la devolución de unas ayudas al sector.

Dirección de ETA, en una imagen de archivo

Dirección de ETA, en una imagen de archivo

La reunión se celebró en privado, a petición de Rajoy, y constituye el tercer encuentro entre ambos mandatarios desde que Urkullu accedió a la Lehendakaritza. Los principales temas tratados fueron la situación económica y la pacificación, Urkullu trasladó a Rajoy su deseo de que el déficit destinado a Euskadi, una de las comunidades que ha conseguido cumplir los objetivos fijados en 2012, fuera superior. Los dos dirigentes también trataron la renovación del cupo, pendiente desde hace dos años, una asignatura sobre la que ambos Ejecutivos volverán a hablar tras las vacaciones.

En materia de paz y convivencia, el Gobierno vasco pidió al central que adopte una política más flexible sobre la situación penitenciaria de los presos de ETA con el objetivo de que, dentro de la legalidad, se impulse la reinserción de los reclusos. Otro de los temas abordados por Urkullu y Rajoy respecto a ETA fue el desarme de la banda. Un asunto sobre el que el Gobierno central ha expresado su parecer, el rechazo total a cualquier tipo de negociación, en varias ocasiones y sobre el que el Ejecutivo vasco trabaja en su propia vía. Precisamente antes de la reunión, Urkullu expresó su «decepción» porque el presidente del Ejecutivo no le respondía a las propuestas que le había trasladado sobre flexibilización de la política respecto a los presos terroristas, en materia educativa, de economía o de autogobierno.

Tras conocerse la reunión entre los dos dirigentes, la parlamentaria del PP vasco y secretaria general de la formación en Vizcaya, Nerea Llanos, se mostró convencida de que Mariano Rajoy «dejó claro» a Íñigo Urkullu que «acabar con ETA es cumplir la ley» sin «atajos posibles». Por su parte el secretario general de EA, Pello Urizar, subrayó que el resultado de la reunión entre Rajoy y Urkullu volverá a ser el mismo que el de los dos anteriores encuentros: «el silencio absoluto» por parte del presidente del Gobierno español, porque «no le interesa avanzar y plantear propuestas que den pasos en la resolución del conflicto, sino dejar pasar el tiempo». El líder de EA criticó que Urkullu no haya informado a los partidos vascos de ese encuentro.

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario