Rajoy presume ahora desde la Cumbre Iberoamericana de la mejoría de la economía española

/ 20 octubre 2013

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, proclamó ayer ante los dirigentes presentes en la XXIII Cumbre Iberoamericana de Panamá que España «está saliendo ya de la crisis con una economía saneada y reforzada».

En su intervención en la primera sesión plenaria de la cumbre, Rajoy trasladó un mensaje de confianza sobre la evolución de la economía española que, según dijo, viene de atravesar «una grave crisis» de la que está «comenzando a salir» gracias a un «amplio y ambicioso plan de reformas estructurales». «Estamos sentando las bases para que nuestra economía sea más competitiva y flexible y capaz de crecer y de generar empleo», afirmó.

Según explicó Rajoy, las medidas puestas en marcha por su Gobierno se han basado en tres pilares: la consolidación fiscal a todos los niveles administrativos; un ambicioso programa de reformas estructurales para favorecer la actividad empresarial, mejorar el funcionamiento de los mercados e impulsar la competitividad, y por último, la reforma en profundidad del sistema financiero. «Aunque son muchas las cosas que nos quedan por hacer, tenemos la voluntad, el empeño y la determinación de hacerlas porque es lo que nos va a dar garantías de cara al futuro y lo que va a dar lugar a que haya crecimiento económico sostenido y estable, creación de empleo y mejora del nivel de bienestar y riqueza de todos los ciudadanos», señaló.

Rajoy insistió en que todas estas medidas están dando ya resultados positivos como la reducción del déficit, un mayor dinamismo del sector exterior y la recuperación de la confianza de los mercados. En este sentido, anunció que el crecimiento previsto por el Gobierno para 2014, tras dejar atrás la recesión en 2013, será del 0,7%. Ante esta mejoría, el jefe del Ejecutivo animó a invertir en España, que según dijo, «va a ofrecer nuevas oportunidades» a las empresas latinoamericanas. «América Latina siempre ha sido una oportunidad para España pero España también es una oportunidad para América Latina. Es un mercado de 47 millones de personas y puerta de acceso al mayor mercado del mundo», subrayó. También dio las gracias a los países iberoamericanos por haber acogido a un millón de emigrantes españoles, y recordó que nuestro país también recibió a otro millón y medio de iberoamericanos «en momentos difíciles». Precisamente, una de las propuestas del presidente español fue redoblar los esfuerzos para favorecer la circulación de personas, capitales, bienes y servicios en el seno de la comunidad iberoamericana.
Preguntado cómo piensa recupera la confianza de los ciudadanos, Rajoy contesta que eso sólo es posible «con buenas soluciones a los problemas, resultados y éxitos». «Para mí», concluye, «la prioridad máxima es conducir al país fuera de la crisis, combatir la inaceptable tasa de paro y mejorar la calidad de vida de las personas».

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario