Rajoy se mete en temas delicados: pide a Europa que Gibraltar deje de ser un paraíso fiscal y lugar de contrabando

/ 20 agosto 2013

Mariano Rajoy mantuvo ayer una conversación telefónica con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en la que invitó a la Comisión a enviar una delegación a España y Gibraltar para hacer las «verificaciones oportunas con un enfoque glotal», en «una zona en la que España ejerce sus obligaciones legales». Según un comunicado de La Moncloa, se trata de «verificar y controlar que la actividad económica en Gibraltar no vulnere la normativa europea relativa al blanqueo de dinero, contrabando y fiscalidad».

Rajoy y Durao Barroso en Europa (Foto: La Moncloa)

Rajoy y Durao Barroso en Europa (Foto: La Moncloa)

En la conversación con Barroso, Rajoy expuso que España «ejerce sus obligaciones legales al establecer controles aleatorios, proporcionales y no discriminatorios en la frontera». Asimismo, el jefe del Ejecutivo español recordó al dirigente europeo que el acto unilateral de lanzamiento de bloques de hormigón en las aguas de la bahía de Algeciras por parte de las autoridades gibraltareñas «es inaceptable y supone una violación de la normativa medioambiental».

España, según explicó Rajoy a Barroso, mantendrá «las medidas legales en defensa de su propia legalidad española y europea y de los intereses de España y los españoles». El presidente español reiteró la disposición al diálogo con el Reino Unido de acuerdo con el derecho internacional y europeo y en los términos acordados con el primer ministro británico. Barroso no planteó a Rajoy «ningún aspecto relativo a una posible tasa de congestión», según fuentes del Ejecutivo.

La Comisión Europea emitió posteriormente un comunicado en el que aseguraba que ambos líderes «acordaron que una misión de la Comisión debe, tan pronto como sea posible, examinar in situ las cuestiones relacionadas con el control y el movimiento de personas y bienes en la frontera».

Bruselas rechaza la implantación de una tasa en la Verja

Previamente a la conversación entre Rajoy y Barroso, la Comisión Europea rechazó el establecimiento de una tasa para entrar o salir de Gibraltar. «Cualquier impuesto o peaje cobrado en la frontera basado en el cruce sería ilegal», aseguró el portavoz comunitario Olivier Bailly. No obstante, insistió en que España no ha hecho una propuesta formal al respecto. Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores se precisó que España no impondrá ningún peaje por cruzar la Verja, sino que está estudiando cobrar una «tasa de congestión» a los usuarios de las carreteras en La Línea de la Concepción.

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario