Rajoy y Rubalcaba ya negocian su reforma de la Constitución sin tener en cuenta a más partidos

/ 7 diciembre 2013

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, reconocieron ayer en conversaciones con los periodistas reunidos en el Congreso de los Diputados con motivo de la celebración del 35º aniversario de la Constitución que han dialogado sobre la posible reforma de la Carta Magna, aunque sin concretar contenidos.

Rajoy y Rubalcaba despachan (Foto pool La Moncloa)

Rajoy y Rubalcaba despachan (Foto pool La Moncloa)

«Yo no me cierro en banda a reformar la Constitución, pero tenemos que saber para qué y con quién contamos», comentó Rajoy a los periodistas en privado. Ante los micrófonos a su llegada al Congreso, el jefe del Ejecutivo señaló que «la Constitución se puede reformar como cualquier obra humana», pero dejó claro que para hacerlo debe existir «un consenso muy amplio», similar al que hubo en 1978, y que el cambio «sirva para unir más a los españoles y no para generar división».

Rubalcaba: «La reforma de la Constitución se va abriendo camino»

Rubalcaba, por su parte, aseguró a los periodistas que «la reforma de la Constitución se va a abriendo camino» tras los contactos que ha mantenido con Rajoy. «Los dos nos hemos escuchado, los dos hemos hablado a fondo, y aunque no estemos de acuerdo ambos sabemos que nuestros mutuos argumentos no son desdeñables», señaló. El secretario general del PSOE defendió la reforma constitucional para dotar al país de un «nuevo proyecto político compartido» que sirva para que la España «que empieza a salir de la crisis» afronte el futuro. En su opinión los españoles, pese a que ahora «lo están pasando muy mal», pueden sentirse «orgullosos» de lo que colectivamente han hecho en estos 35 años al amparo de la Carta Magna. «Hemos conocido el periodo de la historia de España más largo de paz, libertad, democracia, progreso, convivencia y autogobierno», resumió.

La posible modificación de la Constitución también estuvo presente en el discurso oficial pronunciado por el presidente del Congreso, Jesús Posada, quien advirtió de que «cualquier modificación de nuestro valioso marco de convivencia debe abordarse con cautela y extremada responsabilidad». «Cualquier reforma», añadió, «debe hacerse desde el diálogo, contando siempre al final con un respaldo, si no el mismo, muy semejante al consenso que acompañó la aprobación de la Constitución».

A su llegada al Congreso, Rajoy defendió la plena vigencia de la Constitución y destacó que el balance de sus 35 años de existencia «es absolutamente positivo», ya que, según dijo, «garantiza la libertad, los derechos de los españoles y una buena convivencia y establece un modelo de Estado que distribuye el poder político y administrativo entre todo el territorio». Con ella, añadió, «a pesar de la crisis económica que hemos vivido a lo largo de estos últimos años, España ha progresado como nunca en su historia».

IU y los nacionalistas rehúyen una vez más celebrar la Constitución

Un año más, los representantes de IU, CiU, PNV, ERC y BNG rehusaron asistir al acto oficial organizado en el Congreso de los Diputados con motivo del Día de la Constitución. En ausencia de Cayo Lara, que se encuentra de viaje en Cuba, la diputada de Izquierda Plural por Madrid Ascensión de las Heras criticó el «hipócrita teatrillo» organizado en torno a la Constitución por PP y PSOE, «precisamente los mismos que la vulneran». «La Constitución», afirmó, «lo es de la Monarquía, del bipartidismo, de la troika y de los mercados».

El portavoz de Convergència en el parlamento catalán, Pere Macías, dijo ayer que la Constitución ha «perdido vigencia» y reclamó que se reforme para permitir a todos «los pueblos elegir su camino». En un acto en contra de la Carta Magna organizado por Juventudes Nacionalista de Cataluña, Macías aseguró que «esta Constitución no es asumida por buena parte de la sociedad catalana» y se mostró convencido de que si se sometiera de nuevo a votación «tendría una severa derrota». Por su parte, el diputado de ERC Alfred Bosch señaló que los que quieren los catalanes es «buscar nuestra propia Constitución de una república catalana libre e independiente».

Desde el País Vasco, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, planteó ayer una reforma constitucional que reconozca «la existencia de una nación vasca y la bilateralidad con el Estado». A su juicio, «la prioridad» debe ser dar solución a «dos problemas a dos ámbitos territoriales nacionales», como son Cataluña y Euskadi.

El BNG apostó por un nuevo marco constitucional que, según explicó el portavoz nacionalista Xavier Vence, debe «comenzar por el derecho a la libre determinación y por el derecho a de Galicia a ser una nación soberana».

EL PAÍS 22/EL MUNDO 1, 4-6/ABC 1, 32-35/LA RAZÓN 1, 10-13/LA VANGUARDIA 1, 12-15/EL PERIÓDICO 1, 26-28/LA GACETA 12, 13/CINCO DÍAS 2/EL ECONOMISTA 1, 41

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

1 comentario

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario