Rusia discute la legitimidad del nuevo poder ucraniano tras la salida de su aliado Yanukóvich

/ 25 febrero 2014

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, cuestionó ayer la legitimidad del nuevo poder ucraniano tras la caída del régimen de Victor Yanukóvich. Medvédev afirmó que «la legitimidad del conjunto de órganos de poder suscita grandes dudas». «Si consideramos que el Gobierno es la gente que va con máscaras negras y fusiles kaláshnikov por Kiev, entonces será muy difícil trabajar», reiteró. El primer ministro ruso definió la revuelta como un «motín armado» y consideró una «aberración» el reconocimiento de las nuevas autoridades por parte de otros países.

UcraniaMedvédev relacionó la retirada del embajador ruso en Kiev con el hecho de que en Ucrania «hay una amenaza real a los intereses, vida y salud de ciudadanos rusos». No obstante, recalcó que «aquellos acuerdos que son jurídicamente vinculantes» serán cumplidos, en alusión a los contratos económicos, gasísticos y otros compromisos suscritos con el país vecino.

Posteriormente, el Ministerio de Exteriores ruso colgó en su página web un comunicado en el que insta a todas las partes implicadas en la crisis de Ucrania a volver al marco legal y frenar a los «extremistas» que aspiran a hacerse con el poder.

Yanukóvich, en busca y captura

Entretanto, las nuevas autoridades de Ucrania dictaron ayer una orden de captura contra el cesado presidente, Victor Yanukóvich, acusado de «matanza masiva de civiles». Los servicios secretos creen que Yanukóvich no ha salido del país y se encuentra en Crimea o en algún lugar de la zona este.

Por otro lado, la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, visitó ayer Kiev para reunirse con el presidente interino, Aleksandr Turchínov, quien le expresó la aspiración de Ucrania de ingresar en la Unión Europea. Ashton destacó antes de viajar a Kiev la importancia de que se respete el Estado de Derecho y se cumplan «las aspiraciones democráticas legítimas de la población ucraniana». A su vez, las nuevas autoridades aseguraron que el país está al borde de la bancarrota y que necesita unos 25.000 millones de euros para estabilizar la situación económica y poder celebrar las elecciones presidenciales del 25 de mayo.

Paralelamente, el presidente francés, François Hollande, mantuvo ayer una conversación telefónica con su homólogo ruso, Vladímir Putin, en la que insistió en la necesidad de que se lleve a cabo una transición pacífica en Ucrania y se responda a la petición económica de las autoridades de Kiev. Hollande subrayó la necesidad de preservar «la unidad y la integridad» de Ucrania.

EL PAÍS 1,2-4/EL MUNDO 1,18,19/ABC 26-29/LA VANGUARDIA 3,4/EL PERIÓDICO 12,13/LA RAZÓN 20,21/CINCO DÍAS 31/EL ECONOMISTA 29/AGENCIAS

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

– Más vídeos de noticias:

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario