Sarkozy ve «humillante» y «grotesca» su imputación por corrupción y tráfico de influencias

/ 3 julio 2014

El expresidente francés Nicolas Sarkozy aseguró ayer que está «profundamente sorprendido» por su imputación por corrupción activa, tráfico de influencias y encubrimiento de la violación del secreto profesional, y tildó el proceso que está sufriendo de «humillante» y «grotesco».

Sarkozy (Foto Wikipedia Francia)

Sarkozy (Foto Wikipedia Francia)

En una entrevista difundida simultáneamente por TF1 y Europe 1, insistió en que «jamás» ha cometido un acto contrario al Estado de Derecho y a los principios republicanos y apuntó que se intenta dar de él «una imagen que no es conforme a la verdad». Sarkozy dijo que se sentía víctima de una «instrumentalización política de una parte de la justicia», aquejada de una auténtica «obsesión política».

«¿Es normal que se hayan escuchado mis conversaciones más íntimas desde septiembre de 2013, que las conversaciones con mi abogado sean escuchadas y difundidas por la prensa, en una clara violación del secreto de instrucción, y que sea colocado en detención preventiva?», se preguntó. El expresidente francés mostró su sorpresa por lo que está sucediendo, y recordó que durante los 35 años que se ha dedicado a la política «jamás» alguien ha sido tan examinado como él. En su opinión, se está violando con él el derecho de todo justiciable a un juez y un proceso «imparcial». Asimismo, descalificó al primer ministro francés, Manuel Valls, y a la ministra de Justicia, Christiane Taubirá, a los que acusó de haber «mentido» por decir que desconocían las escuchas.

Sarkozy sugirió su vuelta a la política. «Tras un tiempo de reflexión, decidiré lo que debo hacer a finales de agosto o principios de septiembre. Amo mi país con pasión y no soy alguien que se desaliente ante las manipulaciones políticas», enfatizó.

Tanto Valls como el presidente francés, François Hollande, apelaron a la «presunción de inocencia» y el primer ministro tildó de «muy graves» los cargos que pesan sobre Sarkozy. La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, dijo que la instrucción que se sigue contra Sarkozy «parece más empeñada en humillarle que en investigar los sucedido».

EL PAÍS 3/EL MUNDO 1, 24, 25/ABC 1, 32, 33/LA VANGUARDIA 1, 3, 4/EL PERIÓDICO 1, 10, 11/LA RAZÓN 1, 20, 21

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario