Todo por la pasta… ¿o no?

/ 15 octubre 2015

Ganar un dinero extra es el principal motivo por el que la gente realiza apuestas deportivas en línea. Pero no el único.

luckia a
El deporte es una de las principales aficiones entre los españoles. El fútbol es el deporte estrella y cuenta con millones de seguidores que defienden con pasión camisetas de todos los colores. Sin embargo, las tendencias cambian y ya no es suficiente con acudir a un bar con los amigos para ver el partido del fin de semana y disfrutar de una charla distendida.

Las nuevas tecnologías avanzan imparables y con ellas su penetración en la vida diaria y en los momentos de ocio. ¿Por qué no dotar de mayor emoción al partido de la jornada de Liga si puedo hacerlo con un solo click? Las apuestas on-line se han convertido en el valor  añadido de  los eventos deportivos.

Cierto es que las apuestas deportivas no son nada nuevo. La tradicional Quiniela lleva décadas instalada en nuestros hogares, pero las apuestas on-line han conseguido ir un paso más allá. El resultado de los partidos es sólo una de las miles de posibilidades de apostar con que cuentan los usuarios. Poder ganar un dinero extra mientras disfrutas de tu mayor afición ha incrementado el número de apostantes en línea.

Cerca de 400.000 españoles participaron en juegos on-line durante los primeros tres meses de 2015. Esta cifra supone un incremento superior al 20%respecto al mismo periodo del año anterior, según datos de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ). Además, las apuestas deportivas suponen ya el 40% del total jugado en línea por los españoles.

Los posibles ingresos extra son la base de este aumento, pero no su única razón. La mayoría de los apostantes lo hacen por diversión y entretenimiento. Apostar se ha convertido en una nueva afición en la que la emoción y la tensión son los protagonistas. Se trata de una forma más de juego con la que, además, los usuarios se sienten seguros. La regulación del sector en 2012 favoreció esta situación.

Pero no solo de deportes vive el hombre. Sorprende, por ejemplo, el éxito de las apuestas políticas. Esta modalidad marcó las pasadas elecciones catalanas. Las apuestas se convirtieron en un sustituto de los estudios demoscópicos para conocer la intención de voto de los ciudadanos y tratar de baremar los posibles resultados, algunas casas de apuestas como Luckia dieron la oportunidad de apostar a este evento.

Dinero, diversión y comodidad han convertido a las apuestas de todo tipo en una afición más entre los españoles. Y tú, ¿te atreves a jugar?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *