Urdangarín pidió a un empresario trucar una factura tras hacer un negocio

/ 11 junio 2013

El empresario Miguel Zorío aseguró ayer ante el juez José Castro que Iñaki Urdangarin, con el que mantuvo relaciones comerciales, le instó a modificar una factura de 240.000 euros para cobrársela a la Generalitat Valenciana.

Urdangarin y el Rey (Foto: Casa Real)

Urdangarin y el Rey (Foto: Casa Real)

Zorío explicó que emitió la factura el 31 de julio de 2006 por unos conceptos que le «dictó» el duque de Palma, pese a que no se ajustaban a los contemplados en el convenio suscrito ni a los trabajos desarrollados posteriormente. «Me dijo que pusiera unos conceptos determinados porque le interesaba por una cuestión contable», dijo el empresario.

También declaró ayer el apoderado de Aizoon, Mario Sorribas, quien dijo que tras el veto de la Casa Real a sus negocios privados, en marzo de 2006, Urdangarin siguió liderando con su entonces socio Diego Torres proyectos a través de las fundaciones Areté y Fundación Deporte Cultura e Integración Social. Sorribas dijo que Aizoon no tenía plantilla ni técnicos especialistas para trabajar en apoyo de Urdangarin como asesor y consejero de grandes multinacionales.

Por su parte, Robert Cockx, el testaferro utilizado por Urdangarin para cobrar una comisión de 375.000 euros en Suiza de Aguas de Valencia, reconoció que alquiló una cuenta suiza de su propiedad para la transacción a cambio de una comisión del 5%, si bien atribuyó la responsabilidad de la operación a un asesor fiscal que se puso en contacto con él, Javier Jiménez Andrade.


Texto del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario