‘Acuerdo para un Gobierno reformista y de progreso’ de PSOE y Ciudadanos: por qué fallará

/ 25 febrero 2016

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, firmaron ayer el Acuerdo para un Gobierno reformista y de progreso, un pacto de legislatura con un programa de gobierno. Sánchez y Rivera escenificaron la firma en la sala Constitucional del Congreso. Un acuerdo, que según Sánchez “no ha sido fácil”, que representa un “cambio”, en el que “no ha cedido nadie”, “para que ganen los españoles.

Pedro Sánchez y Albert Rivera (Foto: PSOE)

Pedro Sánchez y Albert Rivera (Foto: PSOE)

Tras incidir en la necesidad histórica de pensar en el “bien común”, el líder socialista apeló a “abandonar el verbo vetar” para “abrazar el verbo acordar” y “desterrar el verbo imponer”. Para Sánchez, este acuerdo recoge el ideario vinculado al socialismo democrático en sus ciento cuarenta años de historia: Justicia social, derechos, diálogo, oportunidades y libertades. Sánchez dijo también que el pacto con Ciudadanos responde a una demanda social de cambio en el fondo, y a una política que “suma”, pero no “resta”.

El líder socialista, que animó a todos los partidos a sumarse al pacto, dijo que el objetivo es “empezar por lo urgente”, y destacó que PSOE y Ciudadanos han puesto “como prioridad a las personas”.

Por su parte, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, calificó el pacto firmado con el PSOE de “acuerdo de Gobierno” y pidió “generosidad para que se adhieran otros grupos, en especial el PP. Rivera evocó el espíritu de la Transición y dijo que el acuerdo sienta las bases de consenso para una nueva etapa política de renovación de la democracia española.

Posteriormente, a través de su cuenta de Twitter, después de que el portavoz de Podemos, Íñigo Errejón, criticara el acuerdo, Rivera dijo que el mismo “defiende la unión de los españoles, la regeneración y la estabilidad económica”. Asimismo, apuntó que a Podemos no le gusta “porque no habrá referéndum separatista y no se suben impuestos a la clase media trabajadora”.

También el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, acusó al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de convertirse en “la gran esperanza” del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, tras decidir romper el diálogo con los socialistas. Hernando dijo que Iglesias está pensando más “en sus estrategias, en sus elecciones y en sus sillones que en arreglar los problemas de los ciudadanos”. En otro momento, Hernando dijo estar convencido de que Podemos va a volver a la negociación porque, según explicó, no podría explicar a sus votantes que el próximo presidente vuelva a ser Rajoy.

Por otra parte, la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE convocó ayer, para el próximo sábado, día 27, a la militancia del partido, que deberá responder si apoya o no los pactos firmados y planteados a distintos partidos. En concreto, los afiliados tendrán que contestar sí o no a la pregunta: “¿Respaldas estos acuerdos para conformar un gobierno progresista y reformista”.

Por otro lado, los presidentes de Castilla-La Mancha y de Aragón rechazaron ayer el punto del acuerdo referido a la supresión de las diputaciones. El primero, Emiliano García-Page, dijo que si desaparecen las diputaciones “quien va a seguir ganando y creciendo son las autonomías”. El presidente de Aragón, Javier Lambán, consideró que “el pacto con Ciudadanos es “desequilibrado”, en el sentido de que “sin Podemos” el PSOE tiene “riesgo de perder identidad”. También el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, dijo preferir un “pacto con mirada progresista”.

Principales claves del acuerdo

Entre los principales puntos del pacto que detallan los diarios, se encuentra el mantenimiento del IRPF sin subidas, así como la reforma del impuesto de sociedades. Respecto al déficit, el documento sostiene que se negociarán con la UE “nuevos objetivos de déficit”, para no ahogar las cuentas públicas. En cuando a la contratación, pasaría a haber tres modelos distintos: el de formación, uno indefinido y otro estable y progresivo de duración determinada.

El pacto restablece también “la universalidad” del Sistema Nacional de Salud, lo que implica la atención de los extranjeros “inscritos en el padrón municipal”. Una de las condiciones de Ciudadanos para aprobar el pacto ha sido la reforma exprés de cinco puntos de la Constitución, entre ellos, la eliminación de las Diputaciones, con lo que se espera ahorrar en duplicidades, señalando que no será problema reubicar a los funcionarios.

La noticia en los diarios

EL PAÍS titula en portada: “PP y Podemos hará naufragar el pacto entre Sánchez y Rivera”. Según EL MUNDO, “el PP pasa al ataque contra Ciudadanos: ‘Su pacto es un fraude'”. Para ABC, “Podemos rompe con el PSOE y aboca a Sánchez a una investidura fallida”. LA VANGUARDIA destaca que “Podemos rompe con el PSOE por el pacto Sánchez-Rivera”. EL PERIÓDICO señala que “Podemos rompe con el PSOE por sumar a Ciudadanos”. LA RAZÓN, a toda página, subraya: “Iglesias condena a Sánchez al fracaso”. CINCO DÍAS y EL ECONOMISTA se centran más en los puntos económicos del pacto; así, el primero habla de “respeto al déficit, con IRPF estable y más presión para las empresas”, mientras que el segundo cita “mantener el IRPF y suavizar la reforma laboral

EL PAÍS 1, 19-23/EL MUNDO 1, 8-14/ABC 1, 16-21/LA VANGUARDIA 1, 12-17/EL PERIÓDICO 1, 18-21/LA RAZÓN 1, 14-22/CINCO DÍAS 1, 26, 27/EL ECONOMISTA 1, 20, 21

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *