Así explicó Zapata la polémica de sus tuits de humor negro

/ 16 junio 2015

En rueda de prensa, Zapata indicó que deja el área de Cultura pero no el acta de concejal. Afirmó que nadie le ha invitado a marcharse, que su decisión es fruto de un «proceso colectivo» y que tras haber hablado con la alcaldesa, y para no «condicionar» su Gobierno, ha decidido «quitarse de en medio».

Guillermo Zapata

Guillermo Zapata

El edil explicó que los tuits, escritos en 2011, se enmarcaban en un debate sobre «los límites del humor», aunque observó que algunos de sus planteamientos se han visto modificados al encontrarse ahora «cara a cara» con las personas a las que pueden causar dolor las bromas. Zapata reiteró sus disculpas a todos aquellos que puedan haberse sentido ofendidos por un debate cuyo contexto «no justifica» el generar «dolor ajeno» a nadie. Aseguró que entiende que las personas que se han visto dolidas puedan aceptar o no sus disculpas, y añadió que ha mantenido una «breve conversación» con el padre de Marta del Castillo, y que dirigirá cartas «estrictamente personales» a la comunidad judía.

Zapata dijo no sentirse discriminado por la diferenciación que ha hecho la alcaldesa de sus comentarios respecto a los del también concejal madrileño Pablo Soto, que Carmena entiende como propios de la coyuntura del movimiento de los indignados. Javier Barbero, responsable de Seguridad, presente en la rueda de prensa, señaló que el límite es «causar dolor a las víctimas».

Por su parte, la nueva portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, consideró que la actuación ha sido «rápida» y todo un ejemplo de «transparencia».

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ensalzó al concejal madrileño, y contrapuso su actitud al dimitir con la de quienes «llevan años robando y mintiendo» y siguen en sus puestos.

El Cuerpo Nacional de Policía envió ayer a la Fiscalía su informe sobre los comentarios vertidos en las redes sociales por el ya exdelegado de Cultura del Ayuntamiento de Madrid.

Los diarios destacan la dimisión de Zapata como responsable de Cultura, al tiempo que reflejan que mantendrá su acta de concejal. «El concejal de Cultura de Madrid dimite pero seguirá en el Ayuntamiento», titula EL PAÍS. En este sentido, ABC dice que «el edil de Carmena sólo deja el área de Cultura y sigue siendo concejal», y LA RAZÓN resalta que «Zapata sólo renuncia al área de Cultura y se queda como concejal». Desde otra perspectiva, EL PERIÓDICO apunta que «Carmena zanja la crisis con el relevo de Zapata en Cultura», y LA VANGUARDIA señala que «la alcaldesa aparta a un edil por sus tuits».

EL MUNDO destaca que «el equipo de Carmena se debilita por sus tuits ofensivos». El diario añade que además de Zapata, los ediles de Transparencia y del distrito Centro también lanzaron mensajes violentos en Twitter. Por su parte, LA RAZÓN resalta que la portavoz municipal, Rita Maestre, se enfrenta a un año de cárcel por el «asalto» a la capilla de la Universidad Complutense. «Ay Carmena», titula en primera ABC, que añade que siguen en el Ayuntamiento, además de Zapata, «el concejal que animó a matar a Gallardón y la detenida en 2011 por asaltar la capilla de la Complutense».

EL PAÍS 1,16,17/EL MUNDO 1,8/ABC 1,16-19/LA VANGUARDIA 1,18/EL PERIÓDICO 21/LA RAZÓN 1,10-13/CINCO DÍAS 28,29/EL ECONOMISTA 28

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario