Bárcenas acusa a Aznar y Rajoy de conocer perfectamente la financiación ilegal del PP

/ 3 julio 2015

Luis Bárcenas, extesorero del PP, acusó ayer a este partido de disponer «un sistema de financiación perfectamente institucionalizado en el que las instrucciones «emanaban de arriba a abajo». En su escrito de defensa, Bárcenas señala que los «órganos de dirección y gestión» del partido eran «plenos conocedores» de las donaciones y apunta a los presidentes de la formación, Manuel Fraga, Antonio Hernández Mancha, José María Aznar y Mariano Rajoy. Según el extesorero, los sucesivos líderes «no podían» ignorar de dónde venía el dinero «que percibían como complemento de salario y gratificaciones».

Luis Bárcenas (Foto: PSOE.es)

Luis Bárcenas (Foto: PSOE.es)

Según Bárcenas, la mecánica se remonta «al menos» al periodo de 1982 a 1986 en el que Fraga era presidente de Alianza Popular, Jorge Vestrynge secretario general y Ángel Sanchís tesorero. «En esos años, AP utilizaba distintas sociedades constituidas por las máximas instancias del partido para recibir ingresos por donativos», estos últimos «eran recibidos fundamentalmente» por Fraga, que los entregaba a Sanchís.

Entre 1987 y 1988, durante la presidencia de Hernández Mancha, el entonces secretario general, Arturo García Tizón, «abrió una cuenta en el Banco de Fomento, en la cual se ingresaban donativos, disponiéndose de los fondos, sin integrar dicha cuenta en la contabilidad de AP».

Entre 1989 y 1990, José María Aznar, como presidente del PP, y Francisco Álvarez Cascos, como secretario general, habrían recibido las donaciones para dárselas al que fuera tesorero, Rosendo Naseiro, que «empezó a ingresar en una caja ajena a la contabilidad oficial los donativos que recibía en efectivo». Entre 1996 y 2004, Bárcenas detalla que el secretario general Javier Arenas «ponía a los donantes en contacto» con el ex tesorero Álvaro Lapuerta.

En cuanto a Rajoy, Bárcenas señala que en los primeros cinco años de su mandato, entre 2004 y 2008, Lapuerta se encargaba de conseguir los donativos «salvo algunos importantes que recibía el presidente».

Desde junio de 2008 a julio de 2009, época en la que Bárcenas accede al cargo de tesorero, «disminuyen notablemente los donativos de empresarios que venían ayudando al PP».

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha dado instrucciones a sus abogados para que estudien la posibilidad de demandar por tercera vez al extesorero por afirmar «hechos falsos que lesionan» su honor.

Desde el PP, el vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, apuntó que «si hubiera una contabilidad B sería sólo» de Luis Bárcenas, al que acusó de intentar «emborronar» a otras personas con una trayectoria intachable. El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, restó «credibilidad» al escrito de defensa de Bárcenas. «La caja B era del señor Bárcenas, no del PP», añadió.

EL PAÍS 20/EL MUNDO 1, 4-6/ABC 28/LA VANGUARDIA 16/EL PERIÓDICO 22/LA RAZÓN 18/EL ECONOMISTA 24

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *