Carmena, sobre Zapata, se declara «poco amiga» del humor negro

/ 15 junio 2015

Declaraciones de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que se ha declarado «poca amiga» del humor negro, en alusión a los tweets de dos concejales de su equipo.

Según Carmena, hay que establecer «límites», pero también ha afirmado que sus ediles «han cambiado» y que los quiere «a todos» con ella.

Entre otros tuits publicados, Zapata escribió: «¿Cómo meterías a cinco millones de judíos en un 600? En el cenicero». «Han tenido que cerrar el cementerio de Alcásser para que Irene Villa no vaya a por repuestos». El edil de Ahora Madrid, que descarta por el momento dimitir, considera que sus afirmaciones están dentro de los límites de la libertad de expresión porque las hizo en un contexto privado y dentro de un debate sobre los límites del humor negro en las redes sociales. No obstante, ha pedido disculpas por si alguien se ha podido sentir herido y asume su responsabilidad.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena</strong>, declaró anoche en ‘La Sexta’ que no descarta cesar a su concejal de Cultura, con el que hablará y reflexionará «con templanza» en el día de hoy. La presidenta de los populares madrileños, Esperanza Aguirre, escribió ayer en Twitter que espera que la nueva alcaldesa exija la inmediata dimisión de Zapata o «será cómplice de sus barbaridades». El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de la capital, Antonio Miguel Carmona, con cuyos votos fue investida Carmena, pidió «una explicación inmediata por parte de la nueva junta de gobierno». «Cualquier actitud racista debe desterrarse de inmediato del Ayuntamiento de Madrid», señaló.

Según añaden algunos diarios, los comentarios injuriosos en Twitter no son patrimonio de Zapata puesto que otro concejal, Pablo Soto, de Participación Ciudadana, publicó también tuits polémicos en 2013 sobre el entonces ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. «Y para mi próximo truco, necesitaré una guillotina, una plaza pública y a Gallardón»; «Yo no puedo aseguraros que por matar y torturar a Gallardón se vaya a cambiar toda esta historia, pero por probar no perdemos nada», fueron algunos de los mensajes que escribió. Soto se mostró ayer avergonzado por esos comentarios: «En el momento en el que los escribí no tenía mucha proyección pública y tampoco soy muy habilidoso con el humor negro; ahora los leo y digo ¡madre mía, que burradas!»

EL PAÍS 1,18/EL MUNDO 1,8/ABC 1, 16,17/LA RAZÓN 1, 4, 5,10-13/EL PERIÓDICO 4

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario