Cataluña asegura que España le debe 9.000 millones de euros

/ 16 octubre 2013

El Gobierno catalán cuantificó ayer en 9.375,7 millones de euros los que calificó como «incumplimientos» del Gobierno central con la Generalitat de Cataluña.

Bandera senyera catalana estelada (Foto ERC)

Bandera senyera catalana estelada (Foto ERC)

Según el informe ‘La deslealtad del Estado respecto a Cataluña’, existen unas supuestas «deslealtades» del Gobierno con respecto a Cataluña, un listado en forma de «memorial de agravios». En el documento se pone de manifiesto que «la cronificación de una actuación desleal por parte del Estado comparte una vulneración directa del principio constitucional de igualdad de todos los ciudadanos», según explicó en rueda de prensa el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs.

Según la Generalitat, los incumplimientos del Gobierno central se corresponden con deudas pendientes en infraestructuras, por una cantidad de 5.748 millones de euros; otros 672,6 son fruto de la reducción de ingresos finalistas procedentes del Estado; 1.715,2, se deben a medidas que ha dictado el Gobierno central y que suponen un incremento del gasto por parte de la Generalitat, mientras que 1.239,9 son fruto de medidas estatales que implican un decrecimiento de los ingresos del Gobierno.

Según Homs, esta deuda tiene varias vías de origen, comenzando por los recortes que desde 2010 ha venido realizando el Estado y que habrían repercutido a las arcas autonómicas, así como el incumplimiento del sistema de financiación pactado en 2009 y de la disposición tercera del Estatut, que establecía que la inversión del Estado hasta 2014 en obras públicas catalanas debía equipararse a la contribución que hace Cataluña al Producto Interior Bruto (PIB) de toda España.

En el texto también se critica la actitud del Gobierno hacia la lengua, la educación y la cultura catalanas, enumerando algunos ejemplos, como la falta de voluntad de reconocer la diversidad lingüística en las Cortes, el Parlamento Europeo y otras institucionales internacionales.

El informe concluye señalando que «la deslealtad institucional practicada por el Estado español tiene como principal consecuencia directa para la ciudadanía el incremento de desigualdades y la discriminación entre los ciudadanos por razón del territorio donde viven».

Mas: «Esto no es un intercambio de cromos»

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, poco antes de la presentación del informe, dijo ayer que lo que está en juego en Cataluña no es un «intercambio de cromos», parafraseando al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien el pasado lunes utilizó una frase similar durante una reunión con los barones del PP.

Mas añadió que lo que está en juego en Cataluña es un «estadio diferente» en el que se debe dar respuesta a las «aspiraciones» catalanas permitiendo una consulta.

Posteriormente, Artur Mas reivindicó ayer la «libertad, entendida como plenitud de una nación», durante la entrega de las Medallas al trabajo del Presidente Macià 2013 en el Palau de la Generalitat, según recogen las agencias, que detallan que defendió la lengua y cultura y la voluntad de ejercer la democracia como ejes del alma de Cataluña.

Por otra parte, LA VANGUARDIA y EL PERIÓDICO recogen que el ponente de la Constitución Miquel Roca dijo ayer que «la Constitución no impide hacer la consulta. En otro momento, también advirtió de que «históricamente a Cataluña no le han ido bien las rupturas».

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario