Consejos para una dieta saludable en primavera

/ 23 abril 2018

Con el cambio de estación, además del buen tiempo y el florecimiento de la naturaleza, también es común que aparezcan diferentes síntomas de malestar en el cuerpo, por lo que puede ser necesario depurarlo. También reaparece la necesidad de perder peso para recuperar la forma y de este modo poder lucir la propia silueta tanto ahora como en el verano, pues esta estación implica cambio de armario. Es por ello que, a partir del mes de marzo, todos intentamos seguir los consejos adecuados para consumir una alimentación sana y rica en nutrientes que ayude a renovarse, y de este modo, preparar el cuerpo para enfrentar el calor del verano; a entrar en actividad y a adelgazar sin riesgos para la salud. Además de consumir alimentos naturales y preferiblemente de estación, se puede optar por algún suplemento dietético natural elaborado a base de frutas, que complemente la ingesta diaria necesaria de vitaminas, nutrientes y sales minerales para mantener tu organismo sano. Por otro lado, es importante practicar también algún tipo de deporte, pues no basta con una buena alimentación sana y ligera, es necesario mantener el cuerpo físicamente activo para salir del letargo invernal, realizando ejercicios que ayuden a reactivar el corazón y los músculos, así como para despejar la mente y liberarse del estrés cotidiano que no deja pensar en el propio bienestar.

Nuestro organismo tiene requerimientos diferentes debido a los cambios de clima a lo largo del año. Los alimentos que se producen en primavera son los adecuados para cubrir las necesidades de tu cuerpo en esta temporada. Especialmente el consumo de alimentos verdes, que son los que predominan en este período del año y que contienen clorofila, siendo esta un elemento que cumple una función realmente importante gracias a los aportes de calcio, fósforo, ácido fólico y antioxidantes que brinda a tu organismo.

Dentro de los alimentos que se deben incluir en la dieta primaveral para hacerla más variada, se puede optar por comidas a base de soja, verduras, pescados, carnes, frutas, granos integrales y también puedes incluir hierbas naturales que ayudan a relajarse psicológicamente y que a su vez favorecen el alivio de disturbios estomacales e incluso dolores premenstruales.

Dentro de las frutas y verduras propias de la temporada, para poder disfrutar mejor su sabor, aroma, color y aprovechar al máximo sus beneficios nutricionales, y un aspecto no menos importante: los mejores precios, podemos aconsejar el consumo de las siguientes: alcachofas, berenjenas, apios, espárragos, habas, guisantes, berros, zanahorias, rábanos, aguacate, lechuga, piña, fresas (esta es la más recomendada por el gran aporte de vitaminas C que ofrece), manzanas, cerezas, frambuesas, nísperos, bananas, entre otras. Respecto a los pescados se puede optar por la elaboración de recetas ligeras con merluza, salmón, atún, anchoas, caballa, jureles, calamares, sardinas o bacalao; y en el grupo de las carnes, se recomiendan productos de caza de temporada como el pavo, codorniz, ganso, conejo y oca. Todos estos alimentos, representan un gran aporte nutricional para el organismo y además son bajos en calorías, lo que favorece la pérdida de peso.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *