Continúa el culebrón de las tarjetas de los directivos de Caja Madrid

/ 3 octubre 2014

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ordenó ayer durante la reunión del consejo de Gobierno el cese inmediato del director general de Economía de Madrid, Pablo Abejas, por haber gastado 246.700 euros a través de las tarjetas opacas con las que 86 exconsejeros de Caja Madrid gastaron 15,25 millones de euros entre 1999 y 2012.

Caja Madrid

Caja Madrid

Además, González pidió a la Fundación de Caja Madrid que su presidenta, Carmen Cafranga, abandonase el ejercicio de sus cargos por gastar, 175.200 euros, una dimisión que se hizo efectiva por la tarde. En una entrevista que publica EL PAÍS, Pablo Abejas señala que «todo el mundo conocía las ‘visas’, pero estamos en un teatro».

Por su parte, el secretario general de UGT Madrid desde 1996, José Ricardo Martínez, quien gastó 44.200 euros con una de las tarjetas, reconoció ayer estar pensando «de forma profunda» dejar su puesto, una posibilidad que calificó de «muy razonable». LA RAZÓN detalla que «diez sindicalistas gastaron 1,1 millones de Caja Madrid, seis pertenecientes a CCOO, que gastaron 796.400 euros y cuatro a la UGT, que gastaron 365.500 euros».

ABC publica la relación de directivos que dispusieron de la tarjeta, con disponibilidad para gastar cada uno de ellos hasta 4.000 euros al mes sin justificar. Este diario detalla que sólo tres de los 86 directivos que contaban con ellas no las llegaron a usar. Precisamente, según este periódico, el hecho de que algunos ejecutivos rechazasen su uso lleva al FROB a pensar que «era posible advertir lo indebido de un uso personal o impropio».
El juez emplaza al Banco de España a informar si el uso de tarjetas fue delictivo

El juez Fernando Andreu remitió ayer a los peritos del Banco de España toda la documentación relativa a las tarjetas de crédito «opacas» de Caja Madrid para que analicen si las 86 personas que las usaron pudieron cometer algún delito. En una providencia, el magistrado incorpora el informe de la Fiscalía Anticorrupción fechado el pasado día 26, en el que aprecia indicios de delito societario y apropiación indebida en los hechos, así como toda la documentación recibida por parte de la propia entidad y del FROB, a la pieza separada que desgajó del caso Bankia sobre la prueba pericial del mismo.
Los partidos exigen que se devuelvan los pagos

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, calificó ayer como «execrable» y «conducta profundamente impropia» el uso de tarjetas de crédito «opacas» por parte de cargos de Caja Madrid. En una entrevista en la Cadena Ser, el ministro dijo que «todo esto sale ahora porque han mejorado los controles». Según Montoro, «hoy Bankia se dedica a lo que se tiene que dedicar, a dar crédito y no a utilizar sus recursos de forma poco transparente».

Por su parte, el ministro de Industria, José Manuel Soria, dijo que la Justicia debe ser «implacable y actuar con contundencia con quienes hayan hecho un uso ilegal o ilícito de cualquier tipo de recursos de una entidad pública o privada».

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, anunció ayer que abrirá un expediente a los afectados de su partido, a quienes pedirá que devuelvan el dinero y, de confirmarse el uso fraudulento, serán expulsados. En concreto, según detalla EL PAÍS, Sánchez ha dado instrucciones al secretario de Organización, César Luena, para que active la Comisión de Garantías y Ética, un procedimiento de carácter interno al margen de las actuaciones judiciales que puedan llevarse a cabo. Por otro lado, el Partido Socialista de Madrid (PSM) anunció que se personará como acusación en la causa abierta. Su líder, Tomás Gómez, avanzó la intención de «actuar con contundencia y muchísima celeridad».

También el portavoz de IU en la Asamblea autonómica, Gregorio Gordo, dijo que su formación «ha sido es y será intolerante con cualquier irregularidad». Igualmente, el portavoz de la Izquierda Plural en el Congreso, Cayo Lara, pidió a quienes cargaron gastos personales en esas tarjetas que se les aplique el código penal y devuelvan el dinero «a sus legítimos propietarios, los impositores de Caja Madrid».

El portavoz de UPyD en la Asamblea, Luis de Velasco, exigió que el Parlamento regional investigue el uso de las tarjetas, que calificó de «desfalco organizado y con dinero negro».

EL PAÍS 1, 16, 17/EL MUNDO 1, 30/ABC 1, 36-41/LA VANGUARDIA 1, 62/EL PERIÓDICO 27/LA RAZÓN 27/CINCO DÍAS 1, 23/EL ECONOMISTA 1, 6-8/AGENCIAS

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *