El Banco Central Europeo prevé al menos un periodo de 3 años de baja inflación

/ 7 marzo 2014

El Banco Central Europeo (BCE) decidió ayer mantener el tipo de interés en el 0,25% en base a los últimos datos económicos que confirman una «moderada recuperación».

Mario Draghi - Foto: Banco Central Europeo

Mario Draghi, Presidente del Banco Central Europeo – Foto: BCE

El presidente de la entidad, Mario Draghi, mostró su satisfacción porque la última batería de indicadores económicos refleja «una recuperación paulatina de la coyuntura económica de la zona euro». En su opinión, la evolución de los acontecimientos no justifica por el momento la toma de ninguna decisión para apuntalar la recuperación, aunque indicó que el BCE sigue listo para adoptar medidas si es necesario.

Draghi presentó las nuevas proyecciones de la institución para la economía de la eurozona, que contemplan para 2014 un crecimiento del 1,2%, que se incrementará al 1,5% en 2015 y hasta el 1,8% en 2016. En el caso de los precios, las proyecciones del BCE apuntan a un aumento del 1% este año, una décima menos de lo previsto anteriormente, mientras que en 2015 subirán un 1,3%, y el 1,5% en 2016. Draghi negó el riesgo de deflación y señaló que el BCE espera un periodo prolongado de baja inflación y una gradual subida de precios hasta situarse en línea con el objetivo de estabilidad de la institución, en el entorno del 2%.

No obstante, Draghi advirtió de que tanto las previsiones de crecimiento como las de inflación son más inciertas según se alarga el horizonte de predicción. En relación con la inflación, indicó que las estimaciones se hacen con «los supuestos de que los precios energéticos seguirán a la baja y de que el tipo de cambio del euro se mantendrá». Precisamente, el euro se apreció ayer hasta los 1,385 dólares, el máximo en dos años y medio.

Según Draghi, los riesgos para el crecimiento son a la baja y están relacionados con los cambios en los mercados financieros globales y en las economías emergentes, así como los acontecimientos geopolíticos, que pueden afectar negativamente a las condiciones económicas. El presidente del BCE describió la zona del euro como una «isla de estabilidad» pero enfatizó que debería volver a ser «una isla de prosperidad y creación de empleo».

EL PAÍS 1,23/EL MUNDO 33/ABC 37/LA VANGUARDIA 53/EL PERIÓDICO 25/LA RAZÓN 26,27/CINCO DÍAS 18,19/EL ECONOMISTA 1,20

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

– Más vídeos de noticias:

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario