El hijo de Suárez, sobre el libro del 23-F: «No puedo tolerar que con la mano de mi padre se le pegue una bofetada al Rey»

/ 6 abril 2014

Adolfo Suárez Illana, hijo mayor del fallecido expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, desmiente con contundencia en una entrevista concedida a EL MUNDO que el Rey estuviera detrás de ningún intento de golpe de Estado, así como las versiones sobre los enfrentamientos entre su padre y Don Juan Carlos vertidas por la periodista Pilar Urbano en su último libro.

Libro La gran desmemoria«Es mentira», afirma rotundamente, y aporta documentos inéditos que avalan sus palabras. «Me siento obligado a hablar ahora para salir al paso de las infamias que se están publicando estos días sobre mi padre y sobre el Rey. Yo no puedo tolerar que con la mano de mi padre se le pegue una bofetada al Rey, yo no puedo aceptar la loa hacia mi padre cuando esa loa es para alzarle luego contra el Rey».

Suárez Illana califica de «grotesco» el relato ofrecido por Pilar Urbano sobre la reunión que su padre y el Rey mantuvieron el día después del 23-F, en la que la periodista asegura que se produjo una «bronca monumental» entre ambos. «Es absolutamente falso», afirma. Según explica, su padre le relató que la reunión estuvo «presidida por el mutuo convencimiento de que ambos se habían equivocado» sobre el general Alfonso Armada. Asegura que su padre comenzó pidiendo perdón al rey diciendo: «Señor, me he equivocado. Armada estaba ayudando a la democracia española y ha estado intentando salvar el golpe. Y es el Rey el que le contesta: Adolfo, el que se ha equivocado he sido yo, y te pido perdón. A Armada lo que hay que hacer es detenerle inmediatamente».

El hijo de Adolfo Suárez sí reconoce que su padre se planteó revertir su dimisión como presidente del Gobierno tras el 23-F, aunque asegura que «ese debate con sus colaboradores no duró ni horas». «Y de hecho», añade, «ni se lo dice al Rey. Se lo comentará tiempo después, como anécdota». Según Suárez Illana, su padre y el Rey llegaron «conjuntamente» a la conclusión de que el entonces presidente del Gobierno tenía que dimitir para, como dice en el discurso en el que anuncia su renuncia, «permitir que la obra siga adelante».

EL MUNDO 1, 4-8

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

– Más vídeos de noticias:

1 comentario

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario