El PP respalda que los diputados complementen su sueldo con una actividad privada

/ 24 abril 2015

El presidente del Congreso, Jesús Posada, también respaldó que los diputados puedan complementar su sueldo como parlamentarios con una actividad privada, siempre y cuando no guarde relación con el sector público y cumpla las normas de incompatibilidades.

Congreso de los Diputados

Congreso de los Diputados

Posada precisó que él prefiere que se dediquen exclusivamente a su labor como parlamentarios, aunque cree que se debe ser flexible especialmente con los diputados que no tienen excesivas responsabilidades dentro de su grupo.

Las remuneraciones de origen privado recibidas por Federico Trillo y Vicente Martínez-Pujalte al mismo tiempo que ocupaban un escaño en el Congreso reabrieron ayer el debate sobre el régimen de incompatibilidades de los diputados. Mientras el PP abogó por suavizar este régimen, la oposición propone endurecerlo.

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, avaló expresamente las explicaciones de Martínez-Pujalte e insistió en que es compatible ser diputado y mantener otras actividades privadas siempre que no se incurra «en actividades delictivas, como el tráfico de influencias, el cohecho o la prevaricación». Hernando apostó por flexibilizar el régimen de compatibilidades de los parlamentarios. «Somos uno de los parlamentos con controles más estrictos en el régimen de transparencia e incompatibilidades», indicó. Según EL MUNDO, estas manifestaciones han provocado «incomprensión y sorpresa» en «amplios sectores del PP».

Por su parte, el PSOE apuesta por endurecer el régimen de incompatibilidades. El secretario de Organización, César Luena, acusó al PP de confundir desde hace «mucho tiempo» los intereses públicos con los privados. Desde IU, Alberto Garzón subrayó que cada día que pasa se confirma que en el PP no hay «manzanas podridas» sino una estructura «corrupta y corrompida» e insistió en que el Congreso tiene que tener una ley de incompatibilidades «mucho más estricta». La portavoz de UPyD, Rosa Díez, admitió que las actividades privadas de Trillo y Pujalte son legales aunque «fraudulentas en términos democráticos» y por eso deberían declararse incompatibles con las de diputado.

Mientras, el portavoz de Economía del PP en el Congreso, Martínez-Pujalte, reconoció ayer que cobró por asesorar al consejero delegado de la constructora Corporación Llorente (Collosa), Mario Armero, pero que el Congreso le había autorizado a compatibilizar su escaño con su actividad a través de su despacho, y que nunca asesoró al sector público. Además, subrayó que ha cumplido sus obligaciones con Hacienda. Preguntado por si le parece ético haber cobrado de esta empresa mientras era diputado, reiteró: «Me parece legal». Por su parte, el actual embajador de España en Reino Unido, Federico Trillo, confirmó que cobró las cantidades publicadas pero que todas las operaciones efectuadas estaban en regla.

El responsable de Collosa, Mario Armero, negó irregularidades y justificó el fichaje de Vicente Martínez-Pujalte por su «gran conocimiento de España y de su economía». Describió que la asesoría no era a través de informes escritos, sino verbal, y que le resultó muy útil. Armero relata que se reunían aproximadamente «cada 15 días» en lugares públicos, como el hotel Palace.

EL PAÍS 1,14,15/EL MUNDO 1,6/LA VANGUARDIA 18,19/EL PERIÓDICO 28/LA RAZÓN 13/CINCO DÍAS 30/EL ECONOMISTA 31/AGENCIAS

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *