Elsa Artadi participó en los preparativos del referéndum ilegal, según la Guardia Civil

/ 16 febrero 2018

Los últimos informes de la Guardia Civil remitidos al Supremo señalan que la portavoz de JxCat, Elsa Artadi, a quien muchos ven como la sustituta de Puigdemont para ser la nueva presidenta, participó en los preparativos del referéndum ilegal del 1-O, una convocatoria que fue ideada, según se señala textualmente, con “tácticas propias de la delincuencia organizada”.

qElsa Artadi (Foto: PDeCAT)

Elsa Artadi (Foto: PDeCAT)

La participación de Artadi, entonces directora general de Coordinación Interdepartamental del Departamento de Presidencia en el referéndum se extrae de las llamadas intervenidas a Josep María Jové, hombre de confianza de Oriol Junqueras, considerado el “cerebro” de la logística del 1-O.

Los diarios detallan que en unos de los pinchazos, Artadi llamó a Jové a las 23,30 de la noche del 6 se septiembre de 2017, mientas se votaban los decretos de las leyes de desconexión en el Parlament. El motivo fue conocer con qué fecha publicaban el decreto de convocatoria del referéndum y Jové le dijo que estaban preparados para enviar las caras a los ayuntamientos con fecha del día 6 por lo que debía publicarse ese mismo día. La Guardia Civil también ha encontrado rastro de la participación de Artadi en el proceso en una llamada suya al que fuera secretario de Hacienda, Lluís Salvadó, en la que hablan de la creación de la Hacienda Catalana.

Los informes concluyen que los tres principales responsables de la organización del referéndum fueron Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Raül Romeva, pero “el cerebro de la logística” fue Jové, que recibía órdenes y despachaba asuntos directamente con Oriol Junqueras y también con Marta Rovira, quien debe declarar la próxima semana ente el juez Pablo Llarena y quien, a juicio de la Guardia Civil, tuvo un papel fundamental en el proceso.

El informe dedica un apartado a los Mossos d’Esquadra, en el que se acusa a los dirigentes políticos y policiales del cuerpo, entre ellos el exdirector Pere Soler y el exmayor Josep Lluís Trapero, de proteger a responsables y líderes soberanistas que estaban siendo investigados con labores de “contravigilancia”. La Guardia Civil acusa a los Mossos de “brindar a los miembros del Govern” y de desarrollar una estrategia con “una clara orientación hacia los fines que persigue el proceso secesionista”.

En uno de los informes se refleja una serie de noticias de prensa sobre la huida de Puigdemont a Bélgica, y se concluye que revelan la protección que le dieron, hasta el punto de sospechar que “es cuando menos dudoso que esos policías actuaran a título personal y sin el apoyo de la Consellería de Interior”.

Por otra parte, la Guardia Civil también ha trasladado al juez Llarena los indicios que conectan a dirigentes de la CUP y a otras organizaciones como la ANC, con los llamados Comités de Defensa de la República, que respaldaron el referéndum del 1-O y, posteriormente, para “luchar por el cumplimiento de su resultado y la proclamación de la independencia”.

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *