Gran revuelo y despiste por la reunión secreta Sánchez-Junqueras

/ 7 abril 2016

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se reunió el pasado 15 de marzo con el presidente de ERC, Oriol Junqueras, según desveló la cadena 8TV. Los diarios hablan de “reunión secreta”, a la que también asistió el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, pero que desconocían tanto el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont – con quien Sánchez se había reunido previamente – como otros dirigentes socialistas.

Pedro Sánchez en rueda de prensa (Foto: PSOE)

Pedro Sánchez en rueda de prensa (Foto: PSOE)

Ante el revuelo generado por la noticia, Sánchez pidió “enmarcar dentro de la normalidad esa conversación”. “Somos políticos que no nos conocíamos”, explicó y aclaró, en relación a su posición sobre un referéndum en Cataluña: “Digo dentro lo mismo que fuera”. Por su parte, Miquel Iceta indicó que “dialogar no es vender los principios” y que es “más normal” reunirse que la incomunicación. “¿Por qué es tanta noticia que los políticos hablen entre ellos? ¿Qué falla en este país?”, se preguntó. Junqueras dijo en el Parlament: “Es nuestra obligación hablar con todos. Hablamos con todos y en todos los formatos. Siempre lo hemos hecho y siempre lo haremos”.

Los diarios reflejan malestar tanto por parte del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y de CDC como en el PSOE. En declaraciones a Catalunya Ràdio, Puigdemont negó que le hubiera “molestado” la reunión, aunque según apunta EL PAÍS ayer llamó a Junqueras “para reprocharle que no le hubiera comunicado nada”, a lo que el vicepresidente de la Generalitat respondió que fue una reunión “política” entre dos dirigentes “de partido”, indica EL MUNDO. LA VANGUARDIA precisa que el president se enteró el martes por la noche “por la prensa” del encuentro y señala que “despertó viejos fantasmas entre CDC y ERC”. Según EL PERIÓDICO, “la reunión de Junqueras con Sánchez enerva a CDC”.

En el PSOE, muchos líderes regionales y dirigentes relevantes criticaron en privado la opacidad de la reunión, según reflejan los diarios citando fuentes indirectas. “Los críticos de Sánchez temen que pacte con el separatismo”, titula en primera EL MUNDO, que subraya que “vuelve la tensión al PSOE”. “La opacidad de Sánchez alarma a los barones opuestos al pacto”, dice ABC. “Díaz teme que Sánchez intente pactar con los independentistas”, apunta LA RAZÓN. LA VANGUARDIA titula: “La cita secreta Sánchez-Junqueras revuelve al PSOE y al Govern” y destaca que “los barones críticos recuerdan los límites impuestos a Sánchez”.

Según EL PAÍS, “Sánchez sondeó a Junqueras sobre el apoyo de ERC a la investidura”, y le preguntó directamente qué pedía a cambio de su apoyo, pero el asunto se zanjó cuando el líder de ERC respondió que un referéndum de autodeterminación. El líder socialista negó a varios medios que en la reunión hablaran de la investidura. Según EL PERIÓDICO, “ERC planteó allanar la investidura con su abstención o su ausencia”.

Por su parte, ABC destaca en su portada que en su reunión con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, Sánchez pactó el apoyo de Convergència a su investidura “a cambio de alivio fiscal para Cataluña”. Según el diario, “CDC dio a elegir al candidato socialista entre la abstención o el voto a favor, llevado por la asfixia económica de la comunidad y el temor a ser fagocitado por ERC”. En páginas interiores asegura que Sánchez “se garantiza el apoyo de CDC a cambio de un mejor trato de Hacienda” y que los nacionalistas catalanes “renunciarían al referendo a cambio de ganar tiempo y ofrecer a sus bases la salida de Rajoy del Gobierno”.

La reunión provocó reacciones en el resto de partidos. El vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, consideró que “es bueno que la gente hable, pero una reunión en esas condiciones de secretismo con quien quiere romper España conlleva riesgos”. “Querer contar para formar un Gobierno con aquellos que quieren romper España es un error”, advirtió. Y dejó claro que “es incompatible que ERC y Ciudadanos apoyen al mismo Gobierno”.

La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Irene Montero, lamentó que Sánchez se reuniera “a escondidas” con Junqueras, aunque se mostró a favor de “cualquier diálogo” entre formaciones políticas.

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, expresó su preocupación por “las reuniones secretas” de las que Sánchez “pretende obtener algunos apoyos de algunos socios” y pidió al dirigente socialista que “deje de zascandilear mendigando apoyos, asuma su derrota y hable con Rajoy”. El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, señaló que “cuando una reunión de esas características se mantiene en secreto por algo es “.

EL PAÍS 1,15/EL MUNDO 1,8,9/ABC 1,16-18/LA VANGUARDIA 1,13-15/EL PERIÓDICO 1,20,21/LA RAZÓN 28

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *