La Fiscalía catalana dice que la consulta soberanista puede tener «encaje constitucional»

/ 23 marzo 2014

Las formaciones políticas catalanas partidarias de la celebración de la consulta soberanista aplaudieron ayer el escrito de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en el que, para archivar la querella presentada por el sindicato Manos Limpias contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, dice que se puede «discutir razonadamente» el encaje constitucional del referéndum.

Mossos de Esquadra con la senyera catalana (Foto Generalitat)

Mossos de Esquadra con la senyera catalana (Foto Generalitat)

El secretario de Organización de CDC, Josep Rull, aplaudió el «rigor jurídico» y la «lógica» empleada por la Fiscalía y señaló que está demostrando más «sentido común» que los dirigentes del PP. El consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Santi Vila, se mostró convencido de que tras la argumentación de la Fiscalía «puede haber cambios» en algunas posiciones. En este sentido, el consejero de Interior, Ramón Espadaler, instó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a rectificar y afrontar el reto con serenidad.

El cabeza de lista de ERC en las elecciones europeas, Josep María Terricabras, consideró «normal» el contenido del escrito de la Fiscalía y recordó que la posición de su partido «no es que hay un poco de margen legal, sino todo el margen para que se pueda celebrar la consulta». La coordinadora de ICV, Dolor Camats, señaló que pese a que el escrito abre vías legales para la celebración de la consulta, todo depende de la «escasa voluntad política» de los partidos mayoritarios.

Los argumentos de la Fiscalía fueron rebatidos por la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, quien recordó que la legalidad de la consulta solo puede decidirla el Tribunal Constitucional, al tiempo que acusó de «debilidad» a Artur Mas por no querer ir al Congreso a defenderla.

El Gobierno se prepara para una lucha cada vez más tensa contra Mas

Según fuentes del Gobierno y del PP consultadas por EL PAÍS, en el Ejecutivo esperan que la creciente tensión entre Mariano Rajoy y Artur Mas siga aumentando. La única posibilidad de desbloqueo que apuntan es que un resultado desastroso de CiU en las elecciones europeas del próximo mes de mayo frente a ERC, su gran rival electoral, pudiera forzar algún movimiento interno en la federación nacionalista.

Algunos miembros del Ejecutivo han llegado a la conclusión de que con el presidente de la Generalitat es imposible un acuerdo, pero confían en que la enorme ventaja que da al Gobierno tener de su parte la legalidad, la aplastante mayoría del Congreso y la complicidad de los socios europeos, acabará con algún movimiento en CiU para descabalgar a Mas.

EL PAÍS 20/EL PAÍS 20/LA VANGUARDIA 22/EL PERIÓDICO 25

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

– Más vídeos de noticias:

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario