Personal Shopper, los nuevos artesanos de la moda

/ 3 noviembre 2015

personal shoppers

En un mundo alborotado por distintos problemas, financieros, sociales y personales, hay quienes han sabido leer lo que la gran mayoría necesita para salir adelante o mantenerse vigente dentro del exigente mercado en que se desenvuelve, así surgen los asesores de imagen o Personal Shoppers. Esta profesión, cada vez con más auge, ha conseguido abrirse paso entre todas las dificultades económico sociales que vive Europa y el resto del mundo presentándose como una alternativa muy interesante para quienes tienen buen gusto y entienden que lo suyo es explotar características tales como: cultura, gusto refinado, confidencialidad, modales, entre otras.

Como ocurre siempre, ante la necesidad de mejorar la apariencia personal y enfrentar nuevos desafíos hay distintas alternativas disponibles, aunque no todas son siempre muy recomendables. Sea que se tenga un estatus social elevado o que se esté sin empleo, un asesor de imagen siempre viene bien pues la mayoría de las veces se tendrán más o menos oportunidades dependiendo del cómo nos veamos o comportemos, y eso afecta a toda persona por igual. El concepto de Personal Shopper y el del Asesor de Imagen puede resumirse en lo siguiente “¿quieres verte bien, necesitas ir de compras, no sabes qué comprar? ¡No te preocupes lo hago por ti!”.

Con una oferta de asesores en aumento, la importancia de saber elegir a un profesional se ha hecho cada vez más importante para quienes desean contar con estos servicios, por esta razón los cursos han proliferado, así como también las oportunidades de perfeccionamiento para quienes ya han dado sus primeros pasos en este entretenido mundo de la asesoría personal. Quien se quiera profesionalizar en el mundo de los Personal Shopper y asesores de imagen tienen que elegir cursos, como por ejemplo el de Implika, que enseñen de forma práctica a reconocer las últimas tendencias de la moda, conocer las necesidades de los clientes, saber practicar análisis morfológicos del cliente y colores que le sienten mejor, así como también poder recomendar peluquería y maquillaje adecuado.

Los Personal Shoppers buscan pulir el diamante en bruto que toda persona lleva dentro, tratan de apoyar la seguridad de quienes necesitan encontrar un estilo que represente la forma en que ven y enfrentan la vida, así como también buscan el invertir de forma inteligente el presupuesto disponible del cliente para así maximizar la experiencia de quien desea verse y sentirse bien desde todo punto de vista.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *