Rajoy sobrevive en el Debate de la Nación gracias a anuncios positivos pero olvida los problemas reales

/ 26 febrero 2014

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dedicó ayer buena parte de su discurso inicial en el Debate sobre el Estado de la Nación a defender el cambio de rumbo de la economía española en el último año. Rajoy relató cómo España ha pasado de ser un país al borde del abismo a atravesar «con éxito el Cabo de Hornos» e iniciar una nueva etapa, «más tranquila, más productiva y, sobre todo, más llevadera».

Rajoy, durante el debate sobre el estado de la nación (Foto Moncloa)

Rajoy, durante el debate sobre el estado de la nación (Foto Moncloa)

En este sentido, argumentó que la posibilidad del rescate, la salida del euro o la desconfianza hacia el país «son palabras que ya no tiene sentido ni siquiera mencionarlas». Para Rajoy, una vez que la economía española ha conseguido salir de la recesión, «es evidente que se ha producido un cambio de enormes consecuencias», un «cambio de tendencia».

Durante su intervención, Rajoy repasó la mejora de las cifras económicas en los últimos meses y avanzó que el PIB crecerá un 1% este año, frente al 0,7% que contempla el cuadro macroeconómico actual, que será oficialmente revisado. Resaltó que este año, gracias a la reforma laboral, podrá contabilizarse empleo neto, aunque reconoció que con 5,5 millones de desempleados queda «demasiado» por hacer.

Rajoy recalcó que ahora se inicia la recuperación y es el momento de «favorecer la creación de empleo estable con una nueva e importante reducción de las cargas sociales». Al respecto, anunció la puesta en marcha desde ayer mismo de una «tarifa plana» de cotización a la Seguridad Social de 100 euros mensuales para la contratación indefinida de nuevos trabajadores durante los primeros dos años siempre que sea creación de empleo neta. Rajoy indicó que esta medida implicará un ahorro al empleador cercano al 75% en la cotización por contingencias comunes.

También avanzó que la reforma fiscal tendrá «especial incidencia en las rentas medias y bajas». Así, anunció que a partir de 2015 los trabajadores con ingresos inferiores a 12.000 euros anuales no pagarán el IRPF.

Por otro lado, Rajoy aprovechó su intervención para resaltar que hará cumplir la ley para que no se celebre la consulta soberanista en Cataluña. «Nadie unilateralmente puede privar al conjunto del pueblo español de su derecho a decidir sobre su futuro», enfatizó. El presidente garantizó que va a pelear por los catalanes y se mostró abierto al diálogo «dentro de la Constitución y la ley». Además, indicó que «la Constitución puede ser reformada», por lo que quienes pretendan su modificación pueden plantearlo, «pero siguiendo las reglas».

Rajoy también ofreció a los grupos parlamentarios pactar nuevas medidas para mejorar la lucha contra la corrupción, como la creación del nuevo tipo penal del delito de financiación ilegal de los partidos políticos.

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

– Más vídeos de noticias:

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario