Tropas rusas irrumpen en Crimea y toman por la fuerza bases militares ucranianas

/ 23 marzo 2014

Vehículos blindados rusos irrumpieron ayer entre disparos en la base militar de Belvek en Crimea, en la que su comandante, Yuli Manchur, fue detenido para negociar las condiciones de la rendición.

Tropas rusas en Crimea (Foto Digiteka)

Tropas rusas en Crimea (Foto Digiteka)

El oficial ucraniano dijo a los periodistas que uno de sus hombres había resultado herido durante el ataque. Se dirigió también a sus subordinados asegurándoles que informaría de que todos cumplieron con su deber y se mantuvieron firmes, palabras que fueron aplaudidas y respondidas con gritos de «¡Gloria a Ucrania!». La unidad fue rodeada por fuerzas rusas y se les dio un ultimátum de una hora para abandonar las instalaciones, pero sin llevar consigo las armas. El operativo ruso incluía seis vehículos acorazados, numerosos camiones y varias ambulancias. La respuesta de los militares ucranianos fue de rechazo y, cuando expiró el ultimátum, se produjo el asalto. Poco antes, se produjo la toma del aeródromo de Novofedorivka, situado a unos kilómetros más al norte de Belbek, donde milicias ciudadanas izaron la bandera rusa bajo la atenta mirada de las tropas desplegadas por Moscú.

En Donetsk cerca de 4.000 personas se manifestaron ayer por el centro de la ciudad exigiendo un referéndum sobre el futuro de la región. Algunos pedían la vuelta del presidente depuesto Victor Yanukovich, mientras agitaban banderas rusas. Quieren que el ruso sea considerado también lengua oficial en todo el país y que se apruebe una ley de referendos regionales para que no sólo Kiev decida los destinos de la nación. En Jarkov, otra ciudad del este del país, cientos de personas se manifestaron frente al Parlamento regional para pedir un referéndum que convierta a Ucrania en un Estado federal.

El portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, Alexander Lukashenko, se refirió ayer a las nuevas sanciones anunciadas por Europa. «Es una pena que el Consejo Europeo haya tomado una decisión alejada de la realidad: Creemos que es hora de volver al terreno pragmático de la cooperación que responde a los intereses de nuestros países». Lukashenko valoró positivamente la decisión adoptada el viernes por los miembros de la Organización Para la Seguridad y la Cooperación en Europa, a iniciativa de un acuerdo de Vladimir Putin y Angela Merkel, de enviar una misión de observación a Ucrania que inicialmente estará compuesta por un centenar de personas. Desde la cancillería rusa se precisó que «la misión de la OSCE se circunscribe únicamente a territorio ucraniano, así que no incluye a Crimea y Sebastopol, que ahora son parte de Rusia». El primer ministro Dimitri Medvedev dijo ayer que Rusia no quiere una escalada de tensión. «Nuestro objetivo consiste en desarrollar relaciones de amistad con Ucrania y otros vecinos de Rusia, nadie pretende un enconamiento de la situación», afirmó.

EL PAÍS 1, 2 a 5/EL MUNDO 1, 30/ABC 51/LA RAZÓN 36, 37/LA VANGUARDIA 1, 3 a 5/EL PERIÓDICO 14

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

– Más vídeos de noticias:

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario