Ucrania lanza una ofensiva militar para acabar con los grupos paramilitares prorrusos

/ 16 abril 2014

Fuerzas ucranianas iniciaron ayer una ofensiva en el este del país para recuperar los edificios e instalaciones públicas que los rebeldes prorrusos ocupan en una decena de ciudades. El presidente en funciones de Ucrania, Alexander Turchínov, que el lunes firmó la «operación antiterrorista» para neutralizar a los separatistas, anunció ayer que la ofensiva había comenzado. Una operación que, según Turchínov, se realizará por etapas.

UcraniaLos primeros enfrentamientos se produjeron ayer en la ciudad de Kramatorsk, en el norte de la región de Donetsk, donde el ejército ucraniano recuperó el aeródromo. En el tiroteo se produjeron las primeras víctimas mortales. Medios rusos hablaban de entre cuatro y once muertos en los enfrentamientos. En otra ciudad, en Slaviansk, las milicias prorrusas informaron de la entrada de blindados.

El primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, alertó del peligro de guerra civil en Ucrania tras los últimos acontecimientos. En este mismo sentido, se expresó el presidente ruso, Vladímir Putin, en una conversación telefónica con la canciller alemana, Angela Merkel, a quien advirtió que la fuerte escalada del conflicto ha dejado al país al borde de la guerra civil. Ambos mandatarios ha expresado su confianza en que la reunión de este jueves en Ginebra de representantes de Rusia, Ucrania, EEUU y la UE «envíe una clara señal que ayude a llevar la situación hacia una dirección pacífica».

Putin llamó a la comunidad internacional a condenar el uso de la fuerza por parte de las autoridades de Kiev durante una conversación telefónica con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. El presidente ruso señaló que espera que haya una condena clara por parte de la ONU a las «acciones inconstitucionales» en el este de Ucrania.

Mientras, la Casa Blanca respaldó ayer la actuación de Kiev contra las «provocaciones» de los separatistas. «El Gobierno ucraniano tiene la responsabilidad de garantizar la ley y el orden y estas provocaciones en el este de Ucrania están creando una situación en la que el gobierno tiene que responder», subrayó el portavoz, Jay Carney. La Casa Blanca defendió la «contención» mostrada por el Ejercito de Ucrania en una situación «volátil y peligrosa».

Por su parte, el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, instó a Rusia a condenar «los actos sin ley cometidos en el este de Ucrania» y alertó de «consecuencias graves a largo plazo» si sigue desestabilizando a ese país.

EL PAÍS 1,2,3/EL MUNDO 1,20-22/ABC 26-29/LA VANGUARDIA 1,3-5/EL PERIÓDICO 1,10-12/LA RAZÓN 1,22-25/AGENCIAS

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

– Más vídeos de noticias:

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario