Ucrania moviliza a su Ejército contra rebeldes prorrusos que tomaron zonas del Este del país

/ 14 abril 2014

El presidente interino de Ucrania, Alexander Turchínov, anunció ayer el inicio de una «operación antiterrorista» con efectivos militares contra los activistas armados prorrusos que ocupan sedes oficiales en varias ciudades del este del país, a los que dio de plazo hasta las ocho de la mañana de hoy para que depongan su actitud y entreguen las armas. En un mensaje oficial difundido en directo por la televisión pública, Turchínov acusó a Rusia de iniciar una guerra contra Ucrania y aseguró que no permitirá que se repita el escenario de Crimea.

UcraniaBlindados y helicópteros del Ejército ucraniano ya se desplegaron ayer en las inmediaciones de Slaviansk, ciudad tomada por milicias prorrusas en la que se produjeron enfrentamientos armados que, según Kiev, se saldaron con la muerte al menos de un oficial de los Servicios de Seguridad de Ucrania y un activista prorruso. Los grupos separatistas levantaron barricadas en las principales calles de la ciudad para impedir un posible avance de las fuerzas especiales ucranianas. Escenarios similares se vivieron a lo largo del fin de semana en otras ciudades del este del país, en las que los rebeldes asaltaron sedes oficiales en las que hicieron ondear la bandera de Rusia. Mientras tanto, en la plaza Maidan de Kiev se celebraba una manifestación proeuropea. Al término de la protesta, un grupo de radicales ha asaltado las oficinas de Rinat Ajmetov, el hombre más rico de Ucrania, al que acusan de financiar a los separatistas prorrusos.

Desde Moscú, el ministro de Asuntos Exteriores ruso condenó ayer en un comunicado «la orden delictiva de utilizar al Ejército para aplastar la protesta» en Ucrania. «Ahora Occidente tiene la responsabilidad de evitar la guerra civil en Ucrania», añadía el departamento dirigido por Sergei Lavrov. Rusia solicitó una reunión urgente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para estudiar la crisis.

EEUU y la UE amenazan con nuevas sanciones a Rusia

Estados Unidos y la Unión Europea acusaron ayer a Moscú de estar detrás de la desestabilización en el este de Ucrania, como ocurrió en Crimea. Tanto el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, como la alta representante de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, expresaron su «profunda preocupación» por la escalada de tensión en la región y reiteraron que Rusia debe respetar la integridad territorial de Ucrania. «Si Rusia no da pasos para rebajar la tensión en el este de Ucrania y retira sus tropas de la frontera, habrá consecuencias adicionales», advirtió Kerry a su homólogo ruso, Sergei Lavrov, en una conversación telefónica, según informó un portavoz del Departamento de Estado de EEUU. Los ministros de Exteriores de la UE plantearán hoy aplicar nuevos castigos al presidente ruso, Vladimir Putin, según avanzan fuentes comunitarias.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, también mostró ayer su preocupación por la escalada de violencia en Ucrania. «Vemos una campaña concertada de violencia por parte de separatistas prorrusos que busca desestabilizar Ucrania como estado soberano», declaró en un comunicado emitido por la Alianza. Rasmussen advirtió de que cualquier otra interferencia militar «ahondará el aislamiento internacional de Rusia».

EL PAÍS 1, 2-5/EL MUNDO 1, 18, 19/ABC 1, 26-28/LA RAZÓN 20-22/LA VANGUARDIA 1, 3-6/EL PERIÓDICO 1, 2-4/CINCO DÍAS 2/EL ECONOMISTA 1, 34

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

– Más vídeos de noticias:

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario