‘House of Cards’: de qué va la serie y por qué verla

/ 1 agosto 2017

House of Cards

Una de las series de televisión más prominentes de los últimos años, que además ha cobrado especial relevancia con el convulso devenir de la escena política norteamericana, es la gran ‘House of Cards‘. Se trata, asimismo, de una pionera entre las grandes superproducciones del portal Netflix, un puñetazo en la mesa que pone de manifiesto que las pautas del modo de producir, distribuir y consumir series están cambiando.

A lo largo de la trama de ‘House of Cards’, conducida por un guion magistral que hilvana sutilmente las obras, motivaciones y perspectivas de personajes repletos de luces y sombras, puedes asistir a la búsqueda por parte de influyentes figuras de la política estadounidense de la sublimación de sus aspiraciones y apetitos, así como a la pugna con otros competidores (a menudo ocultos entre los compañeros de partidos o aparentes aliados) igualmente encintos de ambiciones.

House of Cards

Podemos afirmar que el protagonista es Frank Underwood (interpretado por unKevin Spacey en auténtico estado de gracia), a quien en la primera temporada se nos presenta como congresista que, eclipsado por otros colegas, pretende ganarse el favor del presidente Garret Walker (Michel Gill), actuando como fiel lugarteniente, buscando la asignación del cargo de vicepresidente. La primera secuencia en las que se nos presenta a Frank Underwood (un personaje con un oscuro y atrayente carisma que seduce al espectador conforme, a lo largo de la serie, despliega un sinfín de argucias y estrategias en pos del poder), en la que mata a un perro agonizante con una frialdad impávida, es toda una declaración de intenciones sobre el carácter que se hará necesario al protagonista en su lidia por el poder político frente a miríadas de competidores con las mismas aspiraciones que él y similares disposiciones morales y prácticas.

Un guion sumamente intrincado, retrato de las sutilezas de la política estadounidense

House of Cards

El guion está urdido con minucioso cuidado, con ingeniosos diálogos en los que se transparentan los caracteres e intenciones de los múltiples personajes, el mérito más importante de la serie. La mayoría de estos momentos serán brindados a la audiencia por el carismático protagonista Frank Underwood, cuya ambición y astucia solo se verán igualadas por la de su esposa Claire (Robin Wright), de aspiraciones de similar magnitud para cuya consecución se apoya en su liderazgo de una ONG en pro de la provisión de agua limpia a países tercermundistas; el mismo Frank llegará a afirmar, en cierto momento de la serie, que “duda si debe sentir orgullo o temor” del ascenso de su mujer.

House of Cards‘ es, no resulta osado afirmarlo, uno de los grandes hitos de la historia de las series de televisión por derecho propio, y una digna heredera de la mítica ‘El ala oeste de la Casa Blanca’ que no debes perderte.

Otras series interesantes:

‘Vikingos’: de qué va la serie y por qué verla
‘El último reino’: de qué va la serie y por qué verla
‘The Handmaid’s Tale’: de qué va la serie y por qué verla
‘The Leftovers’: de qué va la serie y por qué verla
‘House of Cards’: de qué va la serie y por qué verla
‘Por trece razones’: las claves y las enseñanzas de esta polémica serie
‘Orange is the New Black’: las escenas más hot de la serie
¿Netflix o HBO? ¿Cuál es mejor para ver películas y series?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *