Los beneficios de incluir cereales en la dieta

/ 6 noviembre 2017

Una buena dieta es aquella que está compuesta por los diferentes grupos de alimentos, entre ellos los cereales, siendo éstos una importante fuente de energía que aporta minerales y vitaminas, elementos básicos en el funcionamiento normal de nuestro cuerpo.

Según los estudios, los españoles no somos grandes consumidores de cereales e incluso no hacemos un desayuno en condiciones para obtener el mejor rendimiento durante el día, motivo por el que se recomienda introducir este alimento en la rutina diaria, sobre todo en el desayuno.

Fuente: Pixabay

Enriquecer nuestra dieta nos favorece

Consumir cereales como avena, trigo, cebada, maíz o arroz nos aporta muchos beneficios que no deben ser ignorados debido a su efecto positivo en el rendimiento de nuestro organismo.

Cabe destacar que estos alimentos están compuestos de nutrientes importantísimos como los hidratos de carbono, la proteína, las fibras, vitamina B, minerales juntos a una composición alta en agua. La avena es uno de los cereales más equilibrados e importantes en la dieta, prueba de ello es que desde tiempos remotos se convirtió en la base de la comida para diferentes civilizaciones, ya que este cereal contiene hasta 3 tipos de vitaminas y 4 minerales.

Fuente: Pixabay

Los expertos aconsejan incluir los cereales en nuestro desayuno para aportar energía suficiente y así afrontar los retos del día a día con éxito. Una porción de este alimento ayuda a equilibrar el nivel de azúcar en sangre, aporta fibras al tracto intestinal ayudando así a hacer una buena digestión y evitar el estreñimiento, es baja en grasas por lo que ayuda a mantener nuestro peso o incluso adelgazar e también puede favorecer el buen estado de nuestro cabello, uñas y piel.

Algunos mitos sobre los cereales

Está muy extendido entre nuestra sociedad que algunos productos como el pan y la pasta, realizados a partir de cereales, engordan y no son saludables, pero ya diversas fuentes informativas como Deliveroo están demostrando que todo depende del organismo de la persona y del consumo que se haga de ellos. Por ejemplo, la bollería contiene más grasas (aceites, mantecas, dulce como chocolate o cremas) y las pastas engordarán dependiendo del tipo de salsas que añadamos (nata con bacon, tomate frito, etc.).

Fuente: Pixabay

Mucho mejor si son integrales, orgánicos y sin azúcares añadidos

Hay que tener en cuenta que de entre toda la variedad de cereales disponibles en los establecimientos comerciales, son los procesados los que más presencia tienen en las estanterías. Es por eso que hay que prestar atención y leer siempre la información nutricional y los ingredientes de los productos que vayamos a comprar y consumir. Los cereales con ingredientes procesados, colorantes y conservantes siempre serán menos saludables que los integrales y los sin azúcares añadidos, ya que su composición será más natural y por lo tanto será más fácil que nuestro estómago los digiera.

Es muy fácil obtener los beneficios comentados anteriormente, tan sólo se trata de ordenar tu dieta e introducir los cereales en tus ingestas diarias por ejemplo cambiando el pan blanco por el pan de semillas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *